Aval para un crédito por U$S 26 millones

Red de agua y cloacas para 38.000 familias.
El financiamiento para la construcción de nuevas plantas de tratamiento de residuos cloacales y la ampliación de las redes de agua potable y de desagües cloacales en localidades del interior fue aprobado ayer por la Legislatura, que habilitó al Poder Ejecutivo a suscribir un convenio por entre U$S 24 millones y U$S 26 millones.

Las obras beneficiarán a unas 38.000 familias que viven en ocho localidades (Lules; El Manantial; Santa Rosa de Leales; Villa de Leales; Burruyacu; La Cocha; Teniente Berdina; El Mollar y Villa Hileret). Los recursos serán aportados mediante un préstamo por el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enhosa), a través del programa de Agua Potable y Saneamiento para Comunidades Menores, pero el oficialista José Cúneo Vergés aseveró que se transformará en un subsidio.

El peronista defendió la iniciativa al asegurar que mejorará la calidad de vida. "Si bien figura que se pagará con coparticipación federal, es una operatoria del Banco Mundial que tiene la particularidad de calificar al destinatario y se transformará en un subsidio en la medida en que estén incluidas familias con problemas de acceso a estos servicios", sostuvo. Aclaró que los montos presupuestados para las obras están sin actualizar, porque fueron calculados a principios de año.

El radical José Cano adhirió a la iniciativa, atento a la carencia de los servicios prometidos en las localidades afectadas, del mismo modo en que lo hizo Ricardo Bussi (Fuerza Republicana). "En buena hora que este sea el puntapié inicial para que el Estado se ocupe de estos temas", señaló.

La cerrada negativa provino, otra vez, de Osvaldo Cirnigliaro. El laborista afirmó que no encontró ninguna razón para apoyar la iniciativa. "El proyecto aparentemente no tiene problemas, pero vinimos aprobando convenios y la realidad es totalmente diferente a la prometida. No hay un plan de trabajo coherente ni hay resultados que permitan confiar en que se van a prestar los servicios públicos con eficiencia", denunció.

"Hubo legisladores que fueron cabeza de lista en junio y no convencieron a la gente. No obstaculicemos las mejoras para la sociedad", reclamó Gregorio García Biagosch, en referencia a la oposición de Cirnigliaro y a su frustrada candidatura a senador nacional.

Río Muerto

Cúneo Vergés también fundamentó la ampliación de partidas nacionales aportadas por la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación para la obra de sistematización del río Muerto y su embocadura en el canal de Yerba Buena. Los trabajos insumirán más de $ 865.000 extras, con lo cual la inversión llegará a $ 10 millones.

Cirnigliaro rechazó la iniciativa. "Esta obra es el Yaciretá tucumano, porque se está enterrando cemento mientras que la cuenca ya está estabilizada, y se invierte mal el dinero y siempre a favor de las mismas empresas, sin licitación. Hay problemas mucho más serios en otros lugares", denunció.

Los peronistas José Teri, Antonio Raed y Sisto Terán justificaron la propuesta, la presentaron como la continuación de la obra en marcha desde hace años y cuestionaron la sistemática oposición del laborista. "Vamos a salvar muchas vidas en el futuro", sentenció Roque Alvarez.

Comentá la nota