Aval opositor a las internas abiertas y simultáneas locales

La idea es del PJ y obliga a la ciudadanía a elegir a los candidatos de los partidos políticos.
El proyecto del oficialismo de instaurar por primera vez en la provincia internas abiertas, simultáneas y obligatorias para que los partidos políticos o frentes elijan a sus candidatos, cayó bien en gran parte de la oposición. La mayoría de los referentes antigiojistas aseguraron que promoverá la participación de la ciudadanía y le dará transparencia al sistema. La iniciativa será presentada la semana que viene y desde la bancada justicialista anunciaron que convocarán al resto de las fuerzas para que opinen y hagan aportes.

En la práctica, las internas abiertas, simultáneas y obligatorias implican que todos los partidos celebren un proceso electoral para definir a sus candidatos para los comicios generales. Lo deberían hacer al mismo tiempo y no sólo tendrían que ir a votar los afiliados, sino que también sería obligación para los independientes elegir postulantes a todos los cargos electivos provinciales -gobernador y vice, diputados proporcionales y departamentales, intendentes y concejales.-. Es conclusión, la ciudadanía tendría que ir a las urnas dos veces: en las internas y en el comicio para elegir a sus representantes.

La voluntad de avanzar con la idea ya tiene cuerpo en el oficialismo. El presidente de ese bloque de diputados, Daniel Tomas, está trabajando en la elaboración de un proyecto para modificar el Código Electoral de la provincia, en el apartado de elección de los candidatos a cargos electivos, y tiene el apoyo del gobernador José Luis Gioja. La iniciativa llega justo cuando a nivel nacional, la administración kirchnerista habla de impulsar una reforma política que incluya también las internas de los partidos (Ver página 3).

A pesar de los variados mecanismos de votación que se implementaron desde el regreso de la democracia (Ver las urnas...), en la provincia sería inédito. Nunca una ley -Código Electoral- impuso esta modalidad y los partidos que alguna vez eligieron a sus candidatos por internas abiertas, lo hicieron de manera aislada y circunstancial por una línea nacional -bloquismo en 1997 en alianza con el Frente Grande- o porque lo da como opción su Carta Orgánica -PJ en 2003-. A nivel nacional, Santa Fe es la única provincia que lo está aplicando y en el contexto internacional, Uruguay lo tiene instituido desde hace años.

Con distintos matices, la mayoría de los opositores dijeron estar de acuerdo con el proyecto. El líder de Producción y Trabajo, Roberto Basualdo, y el presidente de Dignidad Ciudadana, Fernando Moya, coincidieron en que "es bueno", pero advirtieron en que hay puntos a revisar.

El titular de la UCR, Alfredo Marún, le encontró otra utilidad. Aseguró que servirá "para que el justicialismo no lleve su interna a la elección general".

El menos convencido fue Rodolfo Colombo, al frente de Actuar, quien dijo que "con esto no alcanza para una reforma política de verdad".

En el oficialismo tienen mayoría suficiente en Diputados para que el proyecto se convierta en ley, pero quieren abrir el juego y que salga con el mayor consenso posible. Tomas aseguró que presentará la iniciativa la semana que viene, y cuando tome estado parlamentario "vamos a invitar a la comisión a todos los partidos a debatir y a que aporten lo que crean necesario".

Comentá la nota