Con el aval de la Corte, Salgado vuelve a ser intendente de Santa Rosa.

El Máximo Tribunal decidió que se le devuelva el cargo. La semana que viene reasumirá como jefe comunal. Dice que dialogará con el Concejo, que renovará su gabinete y que reincorporará a empleados echados.
Por decisión de la Suprema Corte, la semana que viene el justicialista Sergio Salgado volverá a ser el intendente de Santa Rosa y ocupará nuevamente el sillón que dejó hace 112 días, cuando fue destituido por una resolución del Concejo Deliberante, acusado de "indignidad, desacato contra el cuerpo y desorden de conducta".

Ayer por la mañana y luego de notificarse de la resolución de la Justicia, Salgado mantuvo reuniones con el secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán; con algunos de los ministros e incluso dialogó por teléfono con el gobernador Celso Jaque, quien lo atendió desde Buenos Aires.

"Recibí el apoyo de todos y estoy agradecido por ello", dijo Salgado durante la tarde, cuando volvió a su pueblo donde habló con la prensa y delineó algunos aspectos de su nueva etapa de gobierno, a la que buscará darle un lavado de cara con la renovación del gabinete, un pedido expreso que bajó desde Casa de Gobierno.

"Sé que tuve errores y pido perdón si con ellos lastimé a algún santarrosino. Durante todos estos días tuve tiempo para reflexionar y vengo abierto al diálogo con los concejales, con la oposición y con los distintos sectores", dijo el restituido intendente, quien volverá a la comuna entre lunes y martes, luego de que la Justicia notifique del fallo a los miembros del Concejo.

Además, Salgado señaló que habrá "muchos cambios en mi nuevo gabinete" y aunque no precisó nombres, ya se sabe que Marcial Ibarra, su hombre de confianza que lo acompañó desde el comienzo de su gestión como secretario de Gobierno, dejará el puesto y se hará cargo, posiblemente, del área de Cultura.

Salgado también adelantó que reincorporará a parte de los más de cien contratados que el presidente del Concejo, José López (PJ) echó a comienzos del año. "Muchos de ellos son necesarios en la comuna y volverán a trabajar conmigo", resumió el renaciente jefe santarrosino, cuyo entorno festejó por la noche la buena noticia con un asado en la finca de su padre, don Ramón Salgado.

Aunque muchos la esperaban, la noticia de la vuelta de Salgado tomó por sorpresa a los santarrosinos y durante toda la mañana hubo mensajes de apoyo en las radios locales, donde algunos vecinos dedicaron temas musicales como "Resistiré" a Salgado y la canción "Bandidos rurales", de León Gieco, a quienes resolvieron desde el Concejo su destitución.

El presidente del HCD, José López, que estuvo a cargo de la intendencia durante estos meses, se cruzó a media mañana desde el Departamento Ejecutivo hasta el HCD donde mantuvo reunión con los asesores legales y con la mayoría de los ediles. Pasado el mediodía, López habló con la prensa y aunque dijo que acataría la decisión de la Corte, se mostró disconforme con el fallo.

"Acá hicimos las cosas bien y sabemos que hubo elementos para expulsar a Salgado. De todos modos vamos a acatar el fallo", dijo López y por primera vez desde que se hizo cargo de la intendencia, arremetió fuerte contra el Gobierno de la provincia, a quien acusó de dejarlos solos: "En este tiempo, el Gobierno negó a los santarrosinos muchas cosas que nos corresponden por ley y más de una vez tuve que mendigar recursos en los pasillos de la Casa de Gobierno, sin obtener respuestas".

Respecto al nuevo período que se abre, López dijo: "Espero que Salgado venga dispuesto al diálogo, algo que lamentablemente no tuvimos durante su gobierno". Finalmente, el presidente del Concejo señaló que no dejará la intendencia sin antes "poner en claro la situación financiera. Sé que hicimos las cosas bien y no quiero que vengan a culparme de nada, aunque si quieren encontrar errores lo van a hacer o los van a inventar".

Ayer, el clima entre los ediles que decidieron por unanimidad la expulsión de Salgado era de desazón y desconcierto.

"Esto no lo esperábamos porque nuestros once asesores legales nos aseguraron que la vuelta de Salgado era imposible", dijo uno de ellos, mientras que otros señalaron: "Todavía quedan pruebas de la irregular gestión de Salgado. Se lo expulsó por la toma del Concejo, pero hay en el Segundo Juzgado de Instrucción de San Martín otras cinco irregularidades, algunas de ellas por malversación de fondos, que podrían darnos la razón y expulsar a Salgado definitivamente".

Sin embargo, ningún concejal se aventuró a un nuevo juicio político y sólo adelantaron: "Vamos a ver qué dice la Justicia".

Comentá la nota