Aval del MPN a la construcción de una cuarta central nuclear

Los legisladores neuquinos adelantaron el voto positivo a la iniciativa del Ejecutivo que aprobó a la Cámara de Diputados y ahora fue girada al Senado.
El Movimiento Popular Neuquino avaló el miércoles el proyecto del Ejecutivo Nacional para la construcción de la cuarta central del país y las obras de extensión de vida útil de la central de Embalse Río Tercero.

La propuesta del Poder Ejecutivo crea un fideicomiso para atender las obras a realizar y establece un régimen especial de fiscalización aduanera "para la introducción por vía marítima, fluvial, terrestre y aérea de los elementos relacionados con las obras". Además, dispone las bases para ampliar las obras de mantenimiento de las centrales de Atucha II y Atucha I.

"En función de las perspectivas que se abren para todo el país y para mi provincia en lo que hace a minerales estratégicos, a la exploración y explotación de uranio, a la planta de agua pesada y a la suma de megavatios al sistema integrado, estamos absolutamente convencidos de apoyar este proyecto", dijo la diputada Alicia Comelli al adelantar su voto positivo a la iniciativa en la Cámara de Diputados.

Si bien mostró su satisfacción por este proyecto en varias oportunidades de su alocución, Comelli no dejó pasar la oportunidad para reclamar una política de Estado energética global. En este sentido, dijo que "albergamos la esperanza de ir más allá y poder discutir verdaderamente en toda su amplitud la necesidad de redefinir esta matriz energética y el valor de boca de pozo de los hidrocarburos, para que realmente sea una actividad que nos permita, en el caso del gas, profundizar la exploración y la explotación y generar reservas a los efectos de avanzar en un diseño de país, que tiene los recursos necesarios para ser sustentable en materia energética".

El proyecto que anoche logró media sanción es parte del Plan Nuclear Argentino que se lanzó en el 2006 y persigue la creación de un régimen especial para el diseño, construcción, adquisición de bienes y servicios, montaje, puesta en marcha, recepción, operación y mantenimiento de una cuarta central de uno o dos módulos de energía de fuente nuclear a construirse y reacondicionamiento para la extensión de vida de la central nuclear Embalse.

La iniciativa contempla además el reacondicionamiento para dar una mayor capacidad de seguir funcionando a la Central Nuclear de Embalse en Córdoba y establece un régimen especial de fiscalización aduanera "para la introducción por vía marítima, fluvial, o terrestre o aérea" de los elementos relacionados con las obras, el cual se extiende además a la ejecución de las obras de puesta en marcha de las centrales Atucha I y II.

La legisladora neuquina recordó que "siempre bregamos por el desarrollo de mayores y más sostenibles fuentes energéticas para brindar energía a todo el país, más allá de los hidrocarburos que también aportamos, la producción de tres años de la planta de agua pesada alimentaría a estas plantas nucleares".

"La planta de agua pesada (de Arroyito) volvió a trabajar a pleno a partir de las obras de reinicio de Atucha, habiendo sido sostenida en soledad por el gobierno de la provincia y por trescientos trabajadores que apostaron al futuro en estas aguas privilegiadas del río Limay", señaló Comelli.

Comentá la nota