Con el aval de Balestrini, el Senado frena proyectos vitales y complica la gestión Scioli

Pese a que el oficialismo cuenta con cómoda mayoría en la Legislatura bonaerense, Daniel Scioli se encontró esta semana allí con un obstáculo impensado: la falta de apoyo político a leyes claves.
Es así que el Senado, comandado por el vicegobernador Alberto Balestrini, no trató ninguno de los cuatro proyectos con los que el gobernador bonaerense esperaba contar antes del fin de semana: dos normas sobre nocturnidad, una ampliación presupuestaria y la modificación a la reforma impositiva.

El último martes, en medio del enfrentamiento que mantiene con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el mandatario bonaerense envió un mensaje al Poder Legislativo advirtiendo sobre el apuro de la sanción de la leyes de nocturnidad. "En la Legislatura han dado un debate, han modificado algunas cosas, pero tuvo media sanción y espero que tenga sanción definitiva esta semana para que, promulgación de la ley de por medio por parte mía, ya empiece a regir", dijo Scioli. La frase no cayó bien en el propio oficialismo, donde decidieron que la aplicación de la nueva norma deberá esperar por lo menos hasta la próxima semana.

Otra de las leyes que Scioli tampoco obtuvo el miércoles es la ampliación de partidas presupuestarias, para los ministerios de Salud y Desarrollo Social por 980 millones de pesos "para atender diferentes situaciones de emergencia no previstas, producto de la fuerte crisis internacional". La norma fue aprobada por el oficialismo en Diputados sin el aval de la oposición.

En los pasillos de la Legislatura sostienen que fue el propio Balestrini quien dio la orden de no tratar las normas. El enojo del hombre de La Matanza se habría dado por la modificación a la reforma impositiva que contempla la suspensión de un impuesto a la carga y descarga en puertos provinciales, un cambio consensuado por el Ejecutivo con representantes de entidades del agro y portuarias. El punto de conflicto de la iniciativa sería el ítem que prevé bajar la alícuota que pagan las empresas de recolección de residuos en concepto de Ingresos Brutos de 3,5% a 1,5%. Este punto, que habría sido introducido por el vicegobernador, fue eliminado por los diputados cuando le dieron la media sanción.

Sin la aprobación de las cuatro leyes, los bonaerenses esperan que Scioli entienda que en la Legislatura los tiempos los fijan ellos.

Comentá la nota