En el auzismo dice que las fallas de gestión de Lunghi obligan "al senador a intervenir"

"Por desgracia, parte del tiempo que requiere esa agenda debe ser invertida, no pocas veces, en gestiones que deberían ser resueltas por el gobierno municipal. Sin embargo, llegan sin solución a la ciudad de La Plata".

El grupo de asesores del senador provincial Néstor Auza calificó de "reduccionista" y "tramposa" la interpretación que recientemente hiciera Carlos Fernández del otorgamiento de subsidios que realiza el ex rector de la Unicén en el Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Al mismo tiempo que sostuvieron que son, justamente, las fallas de gestión y servicios municipales -cuya parte de responsabilidad le cabe a Fernández- los que obligan al senador a ampliar los ámbitos de incumbencia.

En un comunicado firmado por los integrantes del grupo se hace mención a las recientes declaraciones de Fernández, quien sostuviera que a diferencia de Auza, él no haría publicidad de los subsidios entregados por el Senado provincial, tal como se lo enseñara su mentor político, Juan Carlos Pugliese, con quien se desempeñó, oportunamente, como asesor.

"Creemos que el mismo hecho de que Auza entregue todos los subsidios que le permite el Senado de la Provincia y toda la sociedad tandilense conozca el destino de los fondos públicos es ya una afrenta para quienes como Fernández -en su rol de asesor, al menos- han pasado por la misma posibilidad y no han tenido el mismo gesto".

Y agregan: "Los subsidios son una herramienta que otorga, por ley, el Senado a sus miembros, desde hace mucho tiempo ya. El hecho que otros que hayan pasado por el mismo lugar y no lo hayan utilizado para el fin dispuesto no tiene por qué invalidar a quiénes deciden volcar en la población los fondos que están destinados a ella.

Por otro lado, se trata de fondos públicos y toda la sociedad tiene que saber a qué institución se le entrega ese beneficio. Gracias a la difusión, decenas de instituciones han solicitado las ayudas. Durante el 2008 se entregaron casi 200 mil pesos en ayuda a instituciones. Si hasta ahora no se entregaba ese dinero ¿a dónde iban a parar esos fondos?".

En igual sentido criticaron la falta de coherencia entre el concepto que a Fernández le merece la publicidad de las ayudas del Senado y las que él mismo organiza como gobierno municipal para alimentar la campaña electoral del oficialismo.

"No vemos que escape a las fotos que se toma el Intendente cada vez que entrega fondos a una institución, sean o no esos fondos parte del presupuesto municipal. Vemos que a diario hacen campaña y compran voluntades con entrega de ayudas en materiales y en dinero, sin embargo a Fernández sólo le preocupa lo que hace el senador del Frente para la Victoria con las instituciones civiles de la ciudad".

Finalmente el grupo de asesores puntualizó que el trabajo en el Senado no se limita a la gestión de subsidios, sino que pasa por una extensa agenda legislativa. "Por desgracia, parte del tiempo que requiere esa agenda debe ser invertida, no pocas veces, en gestiones que deberían ser resueltas por el gobierno municipal del que Fernández es parte responsable. Sin embargo, llegan sin solución a la ciudad de La Plata". Y agregaron: "Decenas de tandilenses reclaman semanalmente una solución para sus problemas de salud y de inserción social porque no son escuchados en el Municipio. Muchos de estos casos puntuales, que tienen como margen de error la muerte o una discapacidad permanente, son atendidos por el Senado.

Esos casos son atendidos y no publicitados, porque son individuales y privados, a diferencia de los que reciben las instituciones civiles, que sí se dan a conocer. Más de un tandilense que sólo escucha la versión oficialista del Municipio Soñado se asombraría de todos los que han quedado marginados de este modelo de ciudad que apaña Fernández y van a buscar las soluciones fueran de las márgenes del gobierno comunal".

La polémica

La polémica se generó el domingo, cuando el jefe de Gabinete y candidato a senador por la UCR Carlos Fernández se quejó de la publicidad que Auza le da a la entrega de subsidios.

"Me parece legítimo y correcto lo de las entregas, pero yo aprendí otra cosa. Lo aprendí cuando era asesor privado de Juan Carlos Pugliese padre, él como legislador, tenía un monto anual de subsidios para entregar a distintas instituciones. Dentro de mis tareas recepcionaba los pedidos y él decidía sobre los destinatarios, pero me tenía prohibido que saliera eso en los diarios. El no quería fotos entregando cheques, y a mí eso me quedó grabado".

Comentá la nota