Autos: sólo habrá crédito para los que nunca tuvieron un 0km

El Gobierno hizo más restrictivo el régimen para recibir préstamos subsidiados.
El Gobierno resolvió que en la nueva línea de préstamos subsidiados para estimular las ventas de autos, sólo podrán participar aquellos consumidores que nunca hayan tenido un cero kilómetro.

Así lo dijo ayer el titular del Anses, Amado Boudou, en una conferencia de prensa durante la cual brindó precisiones sobre los créditos para automotores y otros destinos. Anunció que hoy se conocerá la tasa de los créditos para la compra de autos y bienes y para el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas (pymes), dentro del esquema ideado por el Gobierno para incentivar el consumo y la producción. Las primeras licitaciones serán por 600 millones de pesos.

En un principio, había trascendido que la medida sería exclusivamente para quienes no hubieran comprado un auto nuevo en los últimos cinco años. Ahora se lo hizo más restrictivo. Lo que se busca con esto es estimular el acceso al 0 km de quienes hasta ahora no pudieron alcanzarlo.

Habrá tres operaciones: 200 millones para financiar la compra de autos, otros 200 millones para otorgar créditos a través de las cuentas sueldo y destinarlos a bienes de consumo y 200 millones más para financiar el capital de trabajo de las pymes.

Ayer a la tarde, en la sede del Mercado Abierto Electrónico (MAE), el jefe de Gabinete, Sergio Massa, Boudou y el superintendente de las AFJPs, Sergio Chodos, dieron una conferencia para explicar como funcionará el esquema de licitaciones con los bancos.

Ayer se concretó el llamado a licitación y comenzó la recepción de ofertas a través del MAE, un proceso que culminará hoy al mediodía. En este esquema, el Gobierno coloca el dinero que los contibuyentes tenían depositados en las AFJP a plazos fijos por 365 días al 11% anual. En la licitación, los bancos compiten por captar esos fondos. Ganarán los que ofrezcan prestar dinero al sector privado con el menor interés con un diferencial o "spread" sobre la tasa testigo del 11% que recibirá el Estado por la colocación de los depósitos.

Según explicó ayer Massa, cada banco podrá licitar por el costo financiero total de la operación -incluyendo seguros, gastos administrativos, entre otros- o solo por el costo financiero. Por este motivo, es de esperarse que cuando hoy se anuncien los resultados, el Gobierno detalle en qué categoría licitó cada uno de los adjudicados.

El Gobierno se reserva también la potestad de declarar la licitación desierta en caso de que las tasas ofrecidas sean muy altas. A los 60 días a la colocación del los plazos fijos, el Gobierno monitoreará si los bancos dieron los prometidos.

Comentá la nota