Autos: Córdoba prepara un 2010 con producción récord

El mercado brasileño crecería entre 5 y 10 por ciento, lo que representa un impulso aún mayor que el actual para las terminales instaladas en Argentina. En Córdoba, entre Fiat y Renault fabricarían 50 mil autos más que este año. Así, se superaría la cifra máxima alcanzada en 1998 de 190.000 unidades.
Brasil cerrará este año con un dato excepcional para la región y para el mundo: la venta de autos crecerá seis por ciento, llegando a las tres millones de unidades. Esa dinámica fue el impulso para la producción de las terminales instaladas en Argentina, mientras que la tendencia para el próximo ejercicio también es optimista.

Según Marcos Ferrario, economista de la consultora Abeceb.com, en 2010 el alza se repetiría en Brasil y se ubicaría entre cinco y diez por ciento, "con el consecuente impacto para la industria local, ya que seis de cada 10 vehículo que se comercializan en Brasil son de origen argentino".

Dentro de este grupo, se ubican las plantas que Fiat y Renault poseen en la ciudad de Córdoba y que, de cumplirse este pronóstico, podrían batir el récord histórico de unidades fabricadas que data de 1998 con un total de 190.621 vehículos salidos de los centros industriales que ambas firmas poseen en los barrios Ferreyra y Santa Isabel, respectivamente.

Concretamente, para el año próximo Fiat, que es la empresa líder en el mercado brasileño, proyecta ensamblar unos 28 mil automóviles más que este año, con altas probabilidades de abrir un tercer turno y alcanzar las 100 mil unidades producidas. En tanto, Renault, que destina cerca del 70 por ciento de su producción a Brasil, también recibirá aire fresco proveniente del país vecino y podría fabricar alrededor de 80 mil autos, unos 22 mil más que este año, lo cual permitiría habilitar un segundo turno.

Si bien aún restan conocer los datos de noviembre, las cifras publicadas por la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) hasta octubre indican que entre Fiat, Renault e Iveco fabricaron en lo que va del año poco más de 115.000 unidades, lo que arroja un promedio mensual de 11.500, alcanzando para todo el año una producción total que rondaría los 140.000 vehículos, casi 30 por ciento por encima de 2008. Así, el 2009 ya se ha convertido en el mejor de la década y tercer mejor de la historia, tal como lo anticipara LA MAÑANA en su edición del 9 de noviembre.

De este modo, los 50 mil autos más que aportarían Fiat y Renault el año próximo permitirán alcanzar la barrera de los 190.000 automotores, a lo que habrá que sumar las previsiones de Iveco, que este año cerrará con alrededor de 1.500 camiones ensamblados en Ferreyra.

Lo importante a tener en cuenta es que estas mejoras representan más ingresos para la provincia y mayor empleo en la medida en que las fábricas puedan ir sumando turnos y nuevas horas extras. No obstante, cabe aclarar que este crecimiento, por ahora, no estaría acompañado de nuevas inversiones, sino que se terminarán las que están ejecutándose, pero sin más apuestas. En la práctica, las terminales ya hicieron este año los ajustes y tienen capacidad instalada disponible para atender la mayor demanda de Brasil y la estabilización de las operaciones argentinas.

Vientos cariocas

Como se mencionó, la expansión proyectada está basada fundamentalmente en el avance que se espera en el mercado brasileño. Según el especialista de Abeceb.com, el corriente ejercicio sería el mejor para la industria automotriz brasileña, más allá de que hubo en los últimos meses una desaceleración de las operaciones por la paulatina eliminación de beneficios fiscales que está realizando el gobierno de Lula.

La baja de ese impuesto impactó directamente en los precios de los autos, a lo que se sumaron los incentivos oficiales a la banca pública para que no se recortara el crédito. "Ese combo sostuvo e hizo crecer la demanda. Y 2010 también será un muy buen año porque hay proyecciones macroeconómicas alentadoras para el país", agregó Ferrario,

Hoy los autos que Brasil compra a diez en la Argentina, los vende a 14. Esa es la ventaja cambiaria que permite a las terminales instaladas en el país aumentar las ventas al socio mayor del Mercosur y, además, proyectar para el próximo año una producción de 600 mil unidades (ver aparte). De ese total, siete serán para exportar.

Este año cerrará con unos 500 mil autos producidos, un 20 por ciento menos que en 2008, aunque no hay que olvidar que ese fue un año récord para el sector, con 597.100 vehículos fabricados.

Comentá la nota