Autorizarían aumentos en lácteos

Moreno lo permitiría a cambio de que se le pague más al productor; eliminará las compensaciones
La cita es para mañana, a las 18, y quienes fueron convocados se preparan para una larga reunión. "Mientras no se enoje con nadie, puede terminar a las 21.30", dice una fuente del sector lácteo. Se refiere a Guillermo Moreno, secretario de Comercio Interior, que llamó a una reunión con representantes de la industria lechera y los denominados tamberos K, con quienes tiene buena relación.

Cuando faltan quince días para el vencimiento del último acuerdo por las compensaciones para los tamberos, Moreno quiere hacer una reunión cumbre por dos motivos. Pretende hablar del precio que se pagará a los tamberos en los próximos meses y de las subas que autorizará a las industrias en 2010.

Por un lado, después de enero no seguiría el subsidio de 20 centavos el litro que el Gobierno comprometió en julio pasado para los productores. El funcionario tiene en mente un esquema alternativo: obligar a las industrias a pagar más por la leche producida a partir del primer mes de 2010.

En rigor, trascendió que el plan de Moreno es hacer firmar a los industriales un nuevo convenio, en el que los empresarios se comprometan a abonar 1,10 pesos el litro a los tamberos por la leche que produzcan en enero.

A cambio de esto, el secretario de Comercio Interior estaría estudiando la autorización de aumentos de precios en los productos lácteos básicos para 2010.

La avanzada del funcionario parece ganarle de mano al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que inició algunos contactos con industriales y productores, pero no llamó a ninguna reunión conjunta.

Desde agosto último, al ritmo de la suba de la leche en polvo en el mercado internacional (que ronda los US$ 3500 la tonelada, con una mejora de más del 60% en lo que va del año), los precios al tambero se tonificaron. Estos valores crecieron de un promedio de 75 centavos el litro en agosto pasado, a casi un peso el litro que estaría por pagar la industria por la materia prima correspondiente al mes en curso.

Con ese número en el horizonte, el secretario de Comercio Interior quiere que las empresas salten a pagar 1,10 pesos. Si las industrias pagan más, Moreno cree que podría prescindir sin problemas de las compensaciones.

Alerta en las empresas

En la industria, las versiones sobre las intenciones de Moreno ya pusieron en alerta a más de un empresario. El dueño de una pyme ya avisó. "Si hay que pagar ese valor a los tamberos, eso implicaría que nos dejaran subir otro 7% el precio de nuestros productos a salida de fábrica", expresó.

En este sentido, el industrial explicó que el último mes tuvo que aumentar sus precios a salida de fábrica para poder abonar más a los tamberos y no perder materia prima, en medio de una competencia con fábricas más grandes.

En este contexto, un grupo de dirigentes tamberos de buena llegada al secretario de Comercio Interior viene pregonando que continúe la compensación de 20 centavos por litro. "Estamos pidiendo que siga para los productores chicos", dijo hace unos días Alfredo Eléspuru, dirigente tambero de La Pampa. Juan Trossero, de Córdoba, había reclamado también que los productores no quedaran "a la buena de Dios".

Según un informe de la empresa DeLaval, proveedora de equipamiento para tambos, en los últimos doce meses el precio promedio al tambero en la Argentina fue de 17 centavos de euro el litro, el valor más bajo entre los 15 principales países productores de leche.

Para los productores, la compensación puede formar parte de un mejor ingreso final frente a costos que muchos hoy ubican en torno de $ 1,15 el litro.

El primer acuerdo que motorizó Moreno por el precio a los tamberos fue en enero de 2007 y luego le siguieron otros durante 2008. La mayoría no se pudo cumplir.

Subas permitidas

Además de exigir que les paguen más a los tamberos, como una forma de reemplazar el esquema de compensaciones, Moreno quiere hablar en la reunión de mañana de otro tema: la suba de precios que habilitará para las industrias durante el próximo año.

Una versión que circuló en los últimos días es que el funcionario autorizaría un incremento del 7% para los productos básicos que componen el índice de precios al consumidor. Entre otros, figuran la leche fluida, algunos quesos y la manteca. La suba que habilitará Moreno sería escalonada.

Este año, para los productos agrupados en el IPC, el funcionario otorgó un aumento del 8%. No obstante, por fuera del IPC dio luz verde a mayores alzas en productos de mayor valor agregado, como postres y quesos. En esos casos, hubo subas de hasta el 20%. Se desconoce cuál será el margen de subas que permitirá para los productos de mayor valor agregado.

Comentá la nota