Autorizarán la construcción de edificios más altos en el área central

Autorizarán la construcción de edificios más altos en el área central
La Municipalidad autorizará la construcción de edificios de hasta 32 metros en cerca de 200 lotes del área central de la ciudad. La idea, que será debatida desde las 14 de hoy con los integrantes del lobby que conforman constructores, inmobiliarias y albañiles, deja de lado las exigencias del Código Urbano que está en vigencia, que fija en ese sector de Rosario una altura máxima de 23 metros.
 Pero eso no es todo, ya que también está en carpeta una flexibilización en la exigencia de la construcción de cocheras. No obstante, las autoridades municipales se encargaron de aclarar que el código "no sufrirá modificaciones de fondo".

   El subsecretario de Planeamiento, Raúl Alvarez, adelantó a La Capital que se liberarán las alturas máximas en algunos lotes, lo que implicará la posibilidad de hacer torres de hasta 32 metros en manzanas con edificios ya existentes de planta baja y nueve pisos, en vez de los 22 metros de tope exigible. "Entre el área central y el primer anillo estamos calculando unos 190 lotes con estas características", adelantó el funcionario.

   El encuentro de hoy es el resultado de una serie de cuestionamientos y quejas que los constructores plantearon a la vigencia del Código Urbano. Concretamente, dijeron que la normativa reduce la rentabilidad un 23 por ciento y que por ende peligran las fuentes de trabajo. Hasta la Uocra agitó el parche con marchas por la ciudad en relación a este tema.

Cocheras flexibles. A la hora de analizar los cambios que se vendrán en relación a la construcción de cocheras, Alvarez admitió que "hay proyectos que con la obligación de hacer garajes resultan inviables, y la idea es flexibilizar la norma para facilitar los emprendimientos. No se altera el funcionamiento de la ciudad, pero seguramente se facilitará la construcción", indicó el funcionario.

   Pese a esto, subrayó: "Queremos tratar con las cámaras y los colegios profesionales la resolución a la falta de cocheras, pero que a la vez que se permita hacer algunas con un tamaño menor a lo que fija la normativa (2,50 de ancho por 4,60 de largo) en un 10 por ciento del total. O bien otra opción es que se haga un local comercial en reemplazo de este requerimiento", ahondó.

   En esta postura de "resolver obstáculos que terminan complicando proyectos puntuales pero que no modifican la esencia del Código Urbano", figura en la lista el factor ocupacional del suelo. En otras palabras, significa cuánto se puede edificar en un lote. En el área central es de hasta un 70 por ciento, lo que dificulta la viabilidad de pequeños edificios en terrenos chicos.

Igualar en altura. Otro punto a flexibilizar es lo que técnicamente se llama "tramo de completamiento", que resulta cuando en una manzana hay edificios elevados y en el medio existe un loteo renovable para nuevas torres. El Código Urbano prevé que se puede alcanzar la altura de las torres ya existentes si la distancia entre estos edificios no supera los 30 metros.

   "No hay ni un centímetro de tolerancia y nos llegaron casos de 31 metros de distancia entre edificios existentes, por lo que vamos a plantear una modificación", explicó Alvarez. Según un relevamiento oficial, si prospera esta idea se podrían incorporar a la comercialización inmobiliaria unos 90 lotes en el área central y más de 100 en el primer anillo (Pellegrini, Oroño y el río). "Se podrían formar tramos (conjunto de edificios en una misma línea de edificación) de hasta 32 metros de altura (planta baja y 9 pisos) y de 25 metros (planta baja y siete pisos) para el primer anillo", detalló el subsecretario de Planeamiento.

Nueva apuesta. Otro punto del borrador oficial será la promoción para la construcción de edificios de cocheras para su venta. "Una alternativa puede ser permitirles mayor altura si están en el centro de manzana y no castigarlas impositivamente con una adecuación en el pago de los tributos", destacó el funcionario.

Comentá la nota