Autorizan vender la fruta directo a mercado interno.

Senasa emitirá una resolución que hará lugar al pedido de la Federación de Productores.

La medida regirá por unos meses y exigirá que el productor trabaje en un galpón con piso de cemento, cubierto o semicubierto, y que esté lejos de donde se almacenan los agroquímicos.

Neuquén > El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) flexibilizó ayer -de palabra- la operatoria para la comercialización de la fruta en el mercado interno. Así se lo confirmaron las autoridades de ese organismo a funcionarios y legisladores rionegrinos y representantes de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén.

La medida que adoptará el Senasa, a pedido de la Federación de Productores, le permitirá a los chacareros de la región vender su fruta desde las mismas chacras, sin tener que pasar primero por un galpón de empaque.

Al término de la reunión, Bautista Mendioroz, vicegobernador de Río Negro, rescató la decisión del gobierno nacional -a través del Senasa y de la Secretaría de Agricultura- de dar trámite favorable al planteo de la Federación de Productores.

Destacó que la medida «ayudará a la comercialización directa de la fruta desde la chacra al mercado interno», al tiempo que refirió la posibilidad de exportar fruta para industria en bines y expuso que «desde hace tiempo se viene planteando, como iniciativa de la Federación de Productores y con el aval de la Provincia, facilitar la comercialización de la fruta permitiendo que no pase por los galpones de empaque para su venta».

La medida

Senasa emitirá -posiblemente hoy- la resolución en la que permitirá a los pequeños y medianos productores comercializar fruta de monte directo en el mercado interno y exportar materia prima con destino a industria.

Entre las medidas se destaca «la posibilidad de evitar el cepillado o lavado de la fruta y se exigirá que el productor trabaje en un galpón con piso de cemento, cubierto o semicubierto, el cual se encuentre lejos de donde son almacenados los agroquímicos», explicaron los participantes del encuentro.

«Esta resolución tendrá un carácter excepcional y queda definir la duración de la misma -posiblemente sea hasta el 30 de mayo o de junio de este año- y el volumen que cada productor podrá trabajar», explicó el ministro de Producción rionegrino, Juan Accatino.

Además, se acordó que la fruta podrá ser trasladada en varios tipos de envases, incluido el bin, aunque éste no podrá ingresar a los mercados concentradores.

Con respecto a la exportación, se autorizará la salida de fruta a granel siempre y cuando se cumplan con los requisitos sanitarios que se expondrán en la nueva resolución del organismo nacional, pero esta fruta no podrá ser vendida en fresco sino que deberá ser procesada con el destino para el cual se la adquirió.

El encuentro se realizó en la presidencia del Senasa, donde participaron el vicepresidente de ese organismo, Carlos Casamiquela; funcionarios de la Secretaría de Agricultura; legisladores de Río Negro; integrantes de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén; y el director Provincial de Sanidad y Fiscalización, José Andino.

La Federación de Productores había presentado hacía pocos días un programa para paliar la situación de la fruticultura regional, adecuando la normativa de Senasa para poder vender en el mercado interno la fruta empacada en chacras.

Comentá la nota