Autorizan ADN para los huesos encontrados en el arroyo de Wheelwright

Autorizan ADN para los huesos encontrados en el arroyo de Wheelwright

La Corte Suprema de Santa Fe autorizó al Fiscal Matías Merlo a extraer muestras de sangre en miembros de dos familias ambas relacionadas con la ciudad de Colón. La muestra serán comparadas con el ADN de los huesos encontrados en el 2014, en una cueva situada en arroyo de Wheelwright.

Los familiares de Whilmar Lemoine desaparecido el 13 de enero de 2009 fueron citados por el Fiscal de Melincue para comunicarles la decisión. La semana anterior llegó la autorización judicial para la extracción de sangre y luego las muestras serán remitidas al CERIDE para compararlas con los tejidos extraídos de los huesos hallados y así determinar si se tratan del septuagenario buscado.

Según una fuente consultada los huesos encontrados por un pescador se corresponderían con una persona de sexo masculino, mediana estatura, y con una edad de más de treinta años.

También se pediría el ADN comparado al otro desaparecido de la zona y que vivía en Colón. Se trata de Alejandro Montiel, buscado desde el martes 22 de julio de 2003 y que nunca pudo ser ubicado. 

El hallazgo de los 

huesos de Wheelwright

El hallazgo que causó estupor fue visualizado por un pescador de Colón. Se trataban de huesos humanos. La denuncia fue radicada en la Comisaría Novena de Wheelwright. Según se supo Marcelo Nuñez se encontraba con un menor pescando tortugas en un brazo del canal que cruza nuestro distrito a unos 15 kilómetros de Colón. (Es el brazo que viene de Wheelwright y pasa por debajo del puente de la Ruta N° 8 en el kilómetro 288). 

El hallazgo se produjo el domingo 25 de noviembre de 2014. En la tarde de alta temperatura, los pescadores colonenses utilizaban una técnica antigua para atrapar peces o tortugas. Los jóvenes introducían las manos en las cuevas que existen en el borde del torrente de agua para poder sacar la fauna buscada. Uno de los que integraba la comitiva en el movimiento de ingresar la mano a la pequeña caverna se encontró con huesos: un fémur y luego la tibia y el peroné, parte de un cráneo con la mandíbula y algunas vertebras . El trabajo de los Bomberos Voluntarios, la Policía de Wheelwright, al mando del Comisario Gimenez y la presencia del Fiscal de Melincué, Matías Merlo, se encontraron más piezas de un esqueleto. Los agentes pudieron sacar del barro parte de costillas humanas, lo que sería otro fémur, y trozos de huesos varios.

Según los dichos de los peritos el esqueleto estaba en la "cueva" de cabeza, y le faltaban los huesos de los pies en su totalidad. En este sentido, pudieron cercenar esas partes las alimañas y animales acuáticos que se encuentran en la corriente de agua. Un detalle importante es que los huesos encontrados se destruían fácilmente debido al tiempo transcurrido desde que el cadáver quedó en ese sitio. No se encontraron parte de prendas de vestir o el calzado.

La familia de 

Lemoine

La familia de Lemoine sigue pensando que los huesos y la ropa hallada en el campo denominado "La Sarita" son los que se corresponden con Whilmar Lemoine. Una fuente que conoce la investigación argumentó hay demasiados claros y oscuros en la pesquisa y puso como ejemplo que la esposa de Le- moine nunca fue llamada para reconocer las ropas encontradas en el campo trillado de maíz entre Wheelwright y Colón. Hay demasiadas casualidades. Las mismas alpargatas blancas, el pantalón marinero, y la camisa que se encontraron se corresponden con la ropa que fue dada como dato cuando desapareció.

Como se recordará un año después que se produjo el hallazgo en el campo ubicado aledaño al camino real entre Colón y Wheel- wright (extensión boulevard 17) y a dos kilómetros del casco urbano de la localidad santafesina.

El campo es de la familia Oderda, se llama "La Sarita" y son aproximadamente 13 hectáreas sembradas de maíz ya cosechado. 

El sitio donde aparecieron los elementos se encuentra a cien metros de un galpón, y a unos 200 metros de una casa abandonada.

La policía y los Bomberos realizaron una excavación en el lugar del hallazgo y se encontró una especie de degradante color blanco.

Según se pudo saber, los trabajadores encontraron parte de un cráneo a ras de la tierra, además hallaron un birrete blanco, una camisa a cuadros color marrón y zapatillas color blanca (alpargatas) y un pantalón color claro náutico.. Nunca se supo a que persona pertenecían los huesos debido a que en los Institutos especializados no pudieron extraer material de ADN. .

Alejandro Montiel

Alejandro Montiel desapareció el martes 22 de julio de 2003. El lunes anterior había estado en la Comisaría de Colón, por orden de la justicia y con el objetivo de firmar su libertad condicional por estar acusado de participar en el asesinato de Patricio Matcovick. Al momento de desaparecer vestía un pantalón jogging color gris, una camisa manga larga blanca y un buzo de algodón color rojo y verde claro. Además estaba calzado con un par de zapatos acordonados color negro. El joven desaparecido es delgado, cutis trigueño y cabellos cortos negros.

Algunos en el presente lo ubican en un pueblo cercano a la ciudad de Santa Fe donde es originaria su familia. Sin embargo se debe recordar que el asesinato de Matcovick fue a juicio oral y público en Pergamino en el 2008 y todos los involucrados quedaron en libertad. Sin embargo Montiel no se habría presentado para quedar a Derecho.

Se debe recordar que en setiembre de 2003, un grupo de pescadores que se encontraba en la laguna "El Hinojo", encontró un cadáver, por lo cual dieron inmediato aviso a la policía. El lugar exacto del hallazgo es el campo conocido como Bertola y que ahora está inundado. El predio esta ubicado cercano a los cruce de las rutas 90 y 93. 

Según se pudo saber, que un pescador sufrió el enganche del anzuelo en un alambrado y al tratar de liberarlo se encontró con el cadáver. Las fuentes consultadas señalaron que el cuerpo estaba semidesnudo (solamente tenía un deshilachado slip), aunque se determinó que era de sexo masculino. 

La observación más llamativa es que tenía puestos borceguíes de cuero y un par de medias rojas. En Colón se decía que era Montiel y la propia hermana se presentó a reconocer el cadáver y se pidió la ficha dentaria al Hospital Municipal Eduardo Mor-gan. Por otro lado, se tomó la decisión de extraer tejidos orgánicos del cuerpo con el fin de realizar un ADN. 

Finalmente el ADN entregado por el CERIDE dio negativo. El cuerpo no era de Montiel quién todavía no se sabe en que lugar se encuentra. En otro sentido, para algunos Montiel está vivo y luego de vivir en una estancia de Perez Millan, se habría mudado a un pueblo cercano a la ciudad de Santa Fe donde su familia era originaria.

Características del lugar donde hallaron los huesos

El lugar donde fueron ubicados los huesos humanos abre el abanico de posibilidades. 

Se encuentra a pocos metros de la Ruta Nº 8 y dispuesto en la cueva de cabeza. 

Una persona que quisiera descartar un cuerpo humano podría ser un sitio ideal. Solitario, y en ciertas horas con poco tránsito.

Coment� la nota