Autorizan hotel, hostal, estacionamiento céntrico y locales comerciales

La vigencia de los mecanismos de control sobre el patrimonio arquitectónico obliga a los responsable de todos los proyectos de edificación a obtener un certificado de no objeción, que expide la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico (COPAUPS) para evitar que de destruyan casas y edificaciones que cuya preservación resulta esencial para resguardar las evidencias del valor social y cultural vinculado a la identidad de la comunidad.
El certificado de No Objeción debe agregarse a los requisitos vinculados al visado y aprobación de planos en la Municipalidad. La obligatoriedad de ese certificado motivó una reciente y nutrida intervención de la COPAUPS , que denegó un certificado para una obra en calle Zuviría al 500, pero autorizó siete certificados para un hotel- residencial en Alvarado 71, un hostal en Pueyrredón al 600, oficinas y locales comerciales en Balcarce 1, que fuera sede una entidad bancaria, un hotel en San Martín al 200, playa de estacionamiento y locales comerciales en España 438, casi Deán Funes y una ampliación y refacción en locales comerciales de Rivadavia 491. Cabe señalar que en razón del importante número de edificios que la Municipalidad autorizó a construir en el centro de la ciudad, sin exigir el certificado de aptitud ambiental municipal establecido en la ordenanza 12.745 del año 2006, la secretaría de Planificación y Desarrollo de la Municipalidad dictó el 6 de agosto último la resolución 25. Esa resolución establece que todos los proyectos de construcción de edificios para cualquier uso y en cualquier estado de avance de trámite iniciado con posterioridad a ala promulgación de esa ordenanza y que no cuenten con el final de obra y cuya superficie a construir sea superior a los 400 metros cuadrados en el área central de la ciudad, deberán iniciar el procedimiento para la obtención del Certificado de Aptitud Ambiental Municipal.

Comentá la nota