Autorizan a contraer un préstamo de U$S 40 millones.

El endeudamiento será con el Gobierno nacional. Es para proyectos que permitan el desarrollo agropecuario de la provincia. El interbloque se había negado a aprobarlo el año pasado.
La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que autoriza al Gobierno provincial a endeudarse por 40 millones de dólares ($ 149.600.000) con el Estado Nacional para el financiamiento de los proyectos a ejecutarse en el marco del Programa de Servicios Agrícolas (PROSAP). La iniciativa, que promovió el FCS, se aprobó con el respaldo del saadismo y del bloque del Frente Para la Victoria.

La división del interbloque favoreció el consentimiento para el endeudamiento ya que el año pasado la oposición se había negado a autorizar al Ejecutivo a contraer un nuevo préstamo. Ayer, el bloque del Partido Justicialista rechazó la iniciativa y no acompañó con su voto la aprobación de ésta.

La tercera sesión de la Cámara de Diputados estuvo a punto de fracasar por falta de quórum debido a la ausencia de los diputados de la oposición que minutos antes habían recibido la novedad del fallo de la Justicia Federal a favor del FJPV (Página 2). Sin embargo, cuando el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Tomassi, se aprestaba a levantar la sesión aparecieron los diputados Pilar Kent de Saadi y Gustavo Saadi, que dieron el quórum necesario para el plenario.

En términos generales, el proyecto enviado por el Ejecutivo procuraba la obtención de la autorización legislativa para la realización "de una operación de crédito público externo dirigida a captar medios de financiamiento para la realización de inversiones tendientes a cambiar el perfil productivo de vastas áreas agrícolas e industriales de la provincia", indica la fundamentación de la iniciativa. La diputada Egle Altamirano (FV) defendió el proyecto y recordó que el PROSAP es una herramienta de inversión que promueve la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno nacional que tiende a promover el desarrollo agropecuario en la provincia.

La diputada Silvia Moreta se opuso a darle "cheques en blanco" al Ejecutivo al fundamentar que no está claro para qué se utilizarán esos fondos ni tampoco qué pasó con el crédito que antes obtuvo la Provincia. El PJ pretendió impedir la aprobación al indicar que se necesitaban los dos tercios de la totalidad de los miembros de la Cámara para aprobar el proyecto porque se trata de un endeudamiento. Finalmente, prevaleció el criterio de los dos tercios de los miembros presentes para dar consentimiento al proyecto.

Comentá la nota