Sin autorización, las monederas llegaron a los colectivos

Sin autorización, las monederas llegaron a los colectivos
Los empresarios comenzaron a instalarlas aunque no funcionan.
Los empresarios del transporte volvieron a demostrar que en Mar del Plata no existe ninguna autoridad capaz de hacerles frente y obligarlos a cumplir con las normativas vigentes. ¿El Concejo y el Ejecutivo variarán su postura y tomarán alguna actitud al respecto?.

Lejos de respetar los tiempos del Concejo Deliberante, esta semana comenzó a visualizarse las polémicas máquinas en las unidades del transporte.

Los "dueños" del transporte en Mar del Plata dan por hecho que luego del 10 de diciembre, con la mayoría del bloque oficialista, se convalidará el convenio suscripto semanas atrás con el Ejecutivo, ya que la intención es que funcionen antes de enero.

Cabe recordar que en las últimas semanas no se logró entre las comisiones del Deliberativo dar quórum para tratar un convenio suscripto entre el gobierno municipal y la cámara que nuclea a los empresarios del transporte (AMETAP) donde se establece la aplicación de un sistema dual por el término de 180 días con la posibilidad de amplirarlo otros 180 días más.

Durante ese tiempo deberán poner en vigencia el sistema de tarjeta por aproximación que fuera aprobado por el Concejo Deliberante en octubre pasado y no se podrá aumentar la tarifa del boleto, además de incrmeentar a un 3º por ciento el aporte que deberán hacer al Fondo de Transporte.

Con esta actitud de los empresarios vuelven a demostrar una impunidad de acción y una falta de consideración a las instituciones, porque el convenio firmado aún no ha sido convalidado.

Vale destacar que no es la primera vez que se manejan con este criterio de decisión, ya que hace dos años compraron esa máquinas como una manera de ejercer presión para un claro propósito que podría cristalizarse durante 2010: la puesta en vigencia de un sistema obsoleto y lleno de suspicacias en materia de intereses económicos.

Los usuarios seguramente se preguntarán, sorprendidos, por qué nunca los transportistas evidencian rapidez de acción para solucionar otras cuestiones como las frecuencias e higiene de las unidades, un acorde funcionamiento de los elevadores para personas con discapacidad, así como la instalación de más bocas de recarga de las tarjetas magnéticas para facilitar la accesibilidad de la gente.

Comentá la nota