Autoridades de Unión Chivilcoyana aclaran sobre los desencuentros internos

Con la firma de Julio C. Mattia, presidente, y Maria Estefanía Cartier, vicepresidente, las autoridades de Unión Chivilcoyana hicieron llegar una nota con podedi de publicación, donde explican los desencuentros internos que tuvieron en las últimas semanas, y definen el rumbo del partido.
La nota expresa lo siguiente:

"Las autoridades de Unión Chivilcoyana, siendo consientes de la responsabilidad que nos compete, sentimos la obligación de llegar a la sociedad de Chivilcoy con este mensaje. Como es de público conocimiento, dentro de nuestro partido se desencadenó días pasados un malentendido, que al crecer se transformó en un problema, no por ello sin solución viable.

"Queremos destacar el hecho de que en Unión Chivilcoyana nunca nos manejamos de esta manera, refiriéndonos a supuestas disputas internas, y manejo de los medios público y hubiéramos querido que esta cuestión nunca se conociera; no porque la sociedad no tenga derecho a saber de las divergencias internas, sino porque verdaderamente, los desencuentros internos corresponde que se resuelvan en ese mismo ámbito.

"Ningún bien le hizo y le hace a los partidos políticos que todos nos enteremos de esas cuestiones internas, porque en rigor de verdad, el conocimiento público sólo se queda en ello y no tiene la sociedad la posibilidad de intervenir en la solución de la disputa.

"Por ello, la misma debe desenvolverse y resolverse en el seno de donde nació, que en este caso hubiera sido en las reuniones semanales que regularmente lleva a cabo Unión Chivilcoyana. Lamentamos este hecho.

"Como primera medida queremos respaldar y ratificar en un todo el accionar de nuestros concejales electos democráticamente y en funciones.

"Creemos y confiamos en el criterio de ellos, sabemos del consenso que entre ellos se forma, para tomar diversas decisiones y cursos de acción por lo cual estamos de acuerdo con lo que hasta el momento se ha actuado.

"También somos consientes de que si bien muchas veces en las reuniones semanales se toman diferentes determinaciones, nuestros ediles deben tener margen de acción ya que en el fragor del accionar político es muy difícil esperar los encuentros para decidir diversas cuestiones, máxime cuando los temas son de menor importancia y no hacen a la calidad de vida de los Chivilcoyanos.

"Por otro lado, si hemos confiado en ciertas personas para que formen parte de una lista y han sido elegidos democráticamente para llevar adelante una determinada función, debemos delegarles un cúmulo de tareas, que por supuesto están en condiciones de cumplir. Así lo creemos; sino no tendría sentido nuestro sistema de gobierno representativo.

"La intención de Unión Chivilcoyana es sumar gente, aunar criterios y capacidades; en ello no es imperante el hecho de la antigüedad de los integrantes, pero sí lo es, el manejo responsable de la información y el modo de conducirnos. Sobretodo cuando lo actuado lo es nombre de un grupo; la responsabilidad es mayor.

"No deseamos ni exigimos renuncias, sí deseamos disensos que se transformen en consensos; ello es el mayor pilar de la democracia.

"No se condice con ello el hecho de alejarnos o dar vuelta la cara simplemente porque no estamos de acuerdo en algo o con alguien, porque en rigor de verdad habría que preguntarse, en qué grupo uno podría participar en ese caso.

"El fragor político a veces nos seduce al punto de envolvernos y no dejarnos ver el camino correcto, pero nunca es tarde para recapacitar cuando uno tiene la posibilidad de hacerlo.

"Unión Chivilcoyana, más allá de sus integrantes y resultados, siempre se ha manejado de un modo coherente y respetuoso; así queremos seguir trabajando y sumando esfuerzos, aclarando los malentendidos y pensando en nuestra comunidad.

"Dejemos de lado nuestras propias ambiciones y pongámonos como meta el crecimiento de Unión Chivilcoyana y de nuestro querido Partido de Chivilcoy".

Comentá la nota