Las autoridades de Turismo y Cultura realizaron relevamiento

Promoción: con el propósito de otorgar mayores servicios a los turistas, se prevé la realización de algunas obras que optimicen los servicios. Entre éstas, una oficina de recepción y un lugar cerrado tipo quincho para la atención básica del turista y para la promoción y venta de artículos regionales.

Los subsecretarios de Turismo y de Cultura, Santiago Amsé y Angel Cirilo Aimetta, respectivamente, se trasladaron días atrás a Chacharramendi, donde llevaron a cabo un relevamiento de estado de mantenimiento, conservación y funcionamiento, necesidades, ampliaciones y adecuaciones de las instalaciones de la Pulpería de Chacharramendi y su entorno, a fin de relanzar y potenciar turística y culturalmente este importante centro histórico.

Al grupo de trabajo se sumó el intendente municipal Ariel Mauna con sus colaboradores, incluyendo los guías que atienden la pulpería. Los visitantes se sorprendieron gratamente al observar el edificio y su entorno en excelente estado de conservación y mantenimiento, lo que evidencia el gran trabajo que se está realizando desde la comuna.

Los funcionarios provinciales fueron acompañados de un equipo de colaboradores, integrado por el geógrafo Oscar Folmer, el arquitecto Miguel Angel García y la licenciada Liliana Touceda.

Se evaluó la posibilidad de realizar actividades culturales y artísticas en los espacios libres que dispone y como acciones inmediatas a realizar, se acordó llevar adelante una capacitación al personal que el municipio ha destinado para la atención del mismo, la cual se llevará a cabo en forma conjunta sobre temas turísticos, históricos, geográficos y museológicos. Este trabajo se efectuará en forma conjunta entre las Subsecretarías de Cultura y Turismo.

Por otro lado, y a los efectos de promocionar el lugar, se realizará un folleto ilustrativo con información básica, se creará un espacio, tanto en la página web de la Subsecretaría de Turismo como del Ministerio de Cultura y Educación y se ejecutarán tareas de señalización y accesibilidad al parador histórico.

Con el propósito de otorgar mayores servicios a los turistas, se prevé la construcción de una oficina de recepción, un lugar cerrado -tipo quincho- para la atención básica del turista y para la promoción y venta de artículos regionales, tanto gastronómicos como artesanías, y la ampliación de sanitarios, con incorporación de vestuarios y duchas, complementarias a la pileta de natación existente en el lugar.

Comentá la nota