Las autoridades de mesa inscriptas no cubren el 1% de los puestos

En cinco meses se inscribieron 1239 personas. En el 2007, en las grandes ciudades, el 65% de las autoridades designadas faltó. Los tribunales electorales tomaron medidas
En la Capital Federal, la jueza María Servini de Cubría apeló a la amenaza: abrió 900 causas contra autoridades de mesa que habían sido designadas para las elecciones de 2007 y faltaron sin justificativo. Ya procesó a 60.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, el juez Manuel Blanco con 30.000 mesas por cubrir pidió a la Corte nacional y a la provincial que le permitieran contar con los funcionarios judiciales para trabajar en los comicios.

La convocatoria a los voluntarios la dispuso la Cámara Electoral el 2 de diciembre pasado. Por medio de una acordada, creó un registro de postulantes para que se anoten "graduados y estudiantes de universidades nacionales que no registren afiliación partidaria" y quieran trabajar en los comicios. La semana pasada, se amplió la convocatoria a las universidades privadas.

Por ahora, los inscriptos son menos de lo que se esperaba, pero la Cámara confía en que en los días que quedan, con más publicidad, se multipliquen. Dicen, además, que hay gente que se anotó en las secretarías electorales o en las universidades que no está contada entre los 1239 registrados según informa el diario La Nación.

Pero el principal objetivo de la Cámara Electoral es que, esta vez, los que reciban el telegrama se presenten. La pena que prevé la ley para los desertores es grave: prisión de seis meses a dos años. Por el momento, nadie fue a la cárcel, pero una decena cumple tareas comunitarias

Comentá la nota