Autoridades llegaron al barrio Lihué para desalojar a usurpadores.

Junto al dueño del terreno y con la Justicia en el lugar, están negociando con las más de 60 familias para que desocupen esas tierras.
Autoridades de la Municipalidad de Guaymallén, agentes de la policía, el titular de la Oficina Fiscal Nº 9 y el dueño de unos terrenos se encuentran negociando con representantes de varias familias que usurparon tierras en Guaymallén.

El gran lote se encuentra detrás del barrio Lihué, en las calles Virgen de las Nieves y Colón, donde hace semanas atrás unas 60 familias sin hogar ocuparon las instalaciones. En los últimos días se sumaron unas 300 personas más.

El propietario del lugar se comunicó el viernes con los ocupantes ilegales para intimarlos a abandonar las tierras este martes.

Es por eso que las autoridades judiciales y gubernamentales, con el apoyo de la fuerza pública, se acercaron con el dueño para intentar disuadir pacíficamente a los usurpadores acerca de la conveniencia de entregar el terreno bajo el término ya establecido.

Comentá la nota