"Las autoridades deben responder a los reclamos de la sociedad"

El obispo se refirió a la exclusión social, las luchas en defensa de los recursos naturales, su oposición a los proyectos de explotación minera a cielo abierto y a las demandas de los pueblos originarios.

Además, abogó para que en 2010 los conflictos sociales en Neuquén "sean menores".

Neuquén > A comienzos de este diciembre que agoniza, el obispo de Neuquén, Marcelo Melani, recibió una de las distinciones que anualmente entrega el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) a personas e instituciones que se destacan en diversas disciplinas por desarrollar acciones contra la discriminación.

Este organismo distinguió al obispo por su trabajo a favor de los pueblos originarios. "Fue una sorpresa recibir esta distinción", comenzó diciendo en una conversación mantenida con La Mañana de Neuquén. Y agregó: "Les dije a los representantes del INADI que me comunicaron del premio que este reconocimiento no es hacia Marcelo Melani sino al trabajo que viene realizando la diócesis en forma constante. Yo sólo he sido la expresión de lo que la diócesis ha hecho desde el tiempo de Jaime De Nevares en adelante".

Cuando el periodista le señaló que este reconocimiento viene de la mano de lo que actualmente está sucediendo no sólo en Neuquén sino en diversos puntos del país en relación a la defensa de los pueblos originarios, Melani advirtió que "esta defensa es propia de la Iglesia porque reconoce que existe una diversidad cultural y además pretende que esa diversidad sea reconocida".

Sostuvo que los pueblos originarios han tenido y tienen un nuevo protagonismo que también se está dando en toda América Latina.

"Los pueblos originarios se han levantado y se han expresado en cuanto a que realmente existen y quieren poder existir como tales. No quieren poder existir como si fueran nadie. Además eso está afirmado en la Constitución nacional y en la provincial, por lo tanto no tanto ellos como quienes los apoyamos no estamos haciendo otra cosa que pedir el respeto por lo que dice la Constitución", enfatizó.

Pluriculturalidad

Por otra parte, señaló que uno de los puntos débiles es el de la pluriculturalidad "que no se traduce en hechos concretos, es decir en leyes que puedan afirmarlo y que posteriormente se puede manifestar en muchas cosas".

"Es el momento de reconocer la pluriculturalidad que para nosotros no significa imponer ideas o principios, sino estimular el sentido de la propia dignidad". Puso como ejemplo la tenencia de la tierra. Según el obispo, ser dueños de la tierra para los pueblos originarios "es la vida misma, es la madre de la cual tienen la vida y por medio de la cual viven", en cambio para el resto de los mortales "la tierra es un bien que uno posee y que utilizo para mí".

"Esto representa otra concepción que debemos aceptar y respetar y ver de qué manera se puede integrar dentro de la vida social. Seguramente resulta mucho más fácil pensar la vida social toda uniforme, la diversidad siempre implica una dificultad", reflexionó. Y agregó: "El problema de la tierra es la expresión más evidente del malestar existente por la falta de reconocimiento real de las diferencias culturales".

En los días previos a la celebración de la Navidad, los obispos de la región Patagonia-Comahue elaboraron un documento en el que señalan que en la narración del nacimiento de Jesús hay una afirmación que es "muy importante reflexionar". Esta dice que José y María, cuando llegaron a Belén, tuvieron que refugiarse en una gruta porque "no había lugar para ellos" en el albergue de la ciudad. "La triste realidad era que el mundo que había nacido de Dios Padre como un proyecto de amor para ser ‘casa de todos’, no hacía lugar para hospedar una mujer que estaba a punto de dar a luz", describió Melani.

Esta situación, agrega Melani, es muy frecuente en la historia de la humanidad. "Decimos que en la sociedad moderna no hay lugar para tantas personas. Por eso debemos incluir a todos los que no tienen un lugar en la sociedad. Actualmente se torna cada vez más difícil que todos tengan un lugar". Subrayó que hoy en Neuquén muchas familias están sufriendo la falta de vivienda, especialmente las de menos recursos, y por ello tienen que agruparse en asentamientos que carecen de las condiciones básicas mínimas.

Melani advirtió también la necesidad de poner atención en el cuidado del medio ambiente. Comentó que la postura a favor del suelo, el aire y el agua es el mensaje propuesto por el Papa Benedicto XVI para el 1 de enero de 2010 cuyo lema es "Si quieres cultivar la paz, cuida la creación".

"Se dice que las próximas guerras no van a ser por la conquista de las tierras sino por los recursos naturales como puede ser el agua", precisó.

La violencia

Melani se mostró preocupado por los hechos de violencia que se registraron en las últimas horas en la provincia. Es que el día de la entrevista las noticias daban cuenta de la muerte de un joven apuñalado, otro asesinado por "error" y un tercero, adolescente, producto de haber recibido dos balazos en su cuerpo. "Antes que nada estos hechos me producen un profundo dolor. Cómo puede ser que se tronche la vida de un joven por peleas que muchas veces parecen insulsas y que están armadas por el hecho de la droga y del alcohol. Estos sucesos nos hacen sentir la responsabilidad que tenemos los adultos. Ni el negocio de la droga ni el negocio del alcohol son propios de los chicos, son negocios en los cuales están detrás los adultos", aclaró.

Además, Melani se refirió al proyecto de ley que reduce a 14 años la edad de imputabilidad de menores que cometan un delito aprobado este año por la Cámara de Senadores y que el próximo deberá ser tratado en Diputados. "No creo que sirva para nada bajar la edad de imputabilidad", afirmó. Y precisó que en Neuquén lo fundamental es "que todos los proyectos y programas previstos por la Ley del Menor y del Adolescente sean aplicados realmente, no sirve de nada que sólo se aplique uno y diez no. De esta manera sería posible el seguimiento de los chicos y el acompañamiento de ellos y de las familias y varias de las situaciones explosivas que suelen darse podrían ser solucionadas". En su opinión, la provincia en estas áreas está "mal" porque la mayoría de esos programas "han sido desactivados por la falta de dinero para su funcionamiento".

El máximo referente de la Iglesia neuquina también se expresó en relación al conflicto generado por los proyectos de explotación minera a cielo abierto en el territorio de la provincia como el de la localidad de Campana Mahuida. Luego de aclarar que "no estamos en contra de la actividad minera", subrayó que "sí lo estamos respecto a una determinada manera de ejercerla, que es a cielo abierto, utilizando químicos y tóxicos para poder extraer los metales".

"También hemos dicho que desde el aspecto económico no da grandes resultados para el Estado ni para la provincia por la ley minera con que se cuenta. Desde el punto de vista del trabajo, la cantidad de trabajadores que se podría emplear es limitada. Y especialmente porque destruye toda posibilidad de vida de los pequeños productores. Desde el punto de vista ecológico y del medio ambiente es un tipo de minería que va en contra de los principios normales de conservación del medio ambiente", explicó el obispo.

El próximo año

Por último, ante la proximidad del inicio de un nuevo año, Melani auguró que los conflictos sociales "sean menores" y que las personas "puedan expresarse libremente y encuentren soluciones para sus expectativas". Sin dejar de resaltar que para que esto resulte "aquellos que tienen responsabilidad se comprometan". "Que no se sientan dueños de ese lugar que hoy tienen sino que se reconozcan como servidores para buscar la mejor manera de acompañar y responder a las demandas y reclamos que la sociedad les hace".

Convocan a recopilar cartas de Don Jaime

El objetivo es contar con escritos de De Nevares para la celebración de los cuarenta años de vida de la diócesis, que se cumplirán el 10 de abril de 2011.

Neuquén > El obispo de Neuquén, Marcelo Melani, convocó a todas aquellas personas que hayan recibido alguna carta escrita por Jaime De Nevares, durante los treinta años que permaneció al frente de la diócesis neuquina, a que entreguen una copia en el Obispado ubicado en avenida Argentina al 110 de la capital o bien que se comuniquen al teléfono 442-2866.

Melani explicó que el objetivo de recopilar esta documentación escrita está relacionado con las actividades de celebración de los cuarenta años de vida de la diócesis, que se cumplirán el 10 de abril de 2011.

"La idea de esta iniciativa es hacer un racconto de la historia de la diócesis y contar con esas cartas escritas a mano por Don Jaime nos permitiría también reconstruir esos treinta años de la diócesis al frente de él que, sin duda, fueron muy importantes", comentó el obispo neuquino, quien explicó que en el Obispado cuentan con cajas en las que guardan las cartas recibidas por el obispo fallecido en mayo de 1995.

Comentá la nota