La autopsia reveló que el militante del PJ asesinado en Avellaneda recibió cinco tiros en la cabeza .

Fuentes de la investigación informaron a Télam que Juan Giglio, ejecutado el martes en las oficinas de su ONG, recibió un balazo en el rostro y que luego fue rematado de otros cuatro disparos. La Policía analiza ahora las últimas llamadas y mensajes de texto que recibió en su celular .
El militante peronista Juan Giglio, asesinado el martes en su oficina de la localidad bonaerense de Avellaneda, fue ejecutado de cinco disparos en la cabeza, según reveló la autopsia, mientras los investigadores analizan las últimas llamadas y mensajes de texto que recibió en su celular.

Fuentes de la investigación informaron hoy a Télam que los médicos forenses determinaron que la víctima primero recibió de frente un balazo en el rostro y luego fue rematada de otros cuatro disparos, tres de los cuales ingresaron por la nuca y el restante sólo provocó un roce.

La autopsia fue realizada ayer en la morgue judicial de los Tribunales de Lomas de Zamora, donde los médicos no encontraron, además de los balazos, otro tipo de lesión que haga suponer que Giglio haya sido golpeado o torturado previo a los disparos.

"Fue una ejecución. Por cómo están distribuidas las heridas lo más probable es que lo hayan tomado por sorpresa y le dispararan primero de frente y luego lo remataron con varios tiros en la nuca", dijo a Télam un jefe policial.

La principal hipótesis es que se trató de un crimen por algún tipo de venganza o ajuste de cuentas, ya que junto al cadáver apareció una carta confeccionada con letras de recortes de diarios que decía: "Los que no tienen códigos terminan así".

Esa carta ya está siendo analizada por los peritos de la Policía Científica en búsqueda de alguna huella o rastro del asesino.

Los pesquisas siguen la pista del celular de Giglio que fue secuestrado en la escena del crimen, en busca de las últimas llamadas realizadas y recibidas desde ese teléfono, así como también sus mensajes de texto.

Ayer, José Alessi, ex candidato a intendente de Avellaneda y en cuya lista Giglio fue candidato a consejero escolar, sostuvo a la prensa que la víctima había estado el martes a las 13 en el Concejo Deliberante reunida en el despacho de un concejal.

En ese momento, Giglio recibió un llamado a su celular que no atendió y luego un mensaje de texto que al leerlo hizo que el hombre se fuera "preocupado y sin saludar" del despacho del concejal, contó Alessi, quien pidió que se investigue si esa situación está relacionada con el posterior asesinato.

Los peritos también tienen en su poder vainas servidas y algunos de los plomos extraídos del cráneo de la víctima en la autopsia, pertenecientes a la pistola calibre 22 utilizada en el crimen y que podrían servir para un futuro cotejo balístico.

El caso es investigado por el fiscal Roberto Russo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Avellaneda y la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

Giglio (58) fue encontrado asesinado el martes pasado a las 19 en la oficina que alquilaba en avenida Mitre 321, a metros del Puente Pueyrredón, en el límite entre Avellaneda y la Capital Federal.

Los investigadores descartaron desde el inicio el móvil de un robo por el mensaje intimidatorio que fue encontrado junto al cadáver. Giglio militaba en el Partido Justicialista y en la oficina donde fue asesinado tenía la sede de la Asociación Civil "Avellaneda Solidaria" de la que él era presidente.

Comentá la nota