Autopistas: pese al peaje más caro el auto se usa igual

Hay menos congestión en las horas pico, de 7 a 10 y de 17 a 20. Ocurre porque muchos evitan de ese modo pagar tarifas que cuestan casi un peso más. Y usan más las autopistas fuera de esos horarios.
Se dijo que era para financiar el ensanche de la General Paz y para desalentar el ingreso de automóviles a la Ciudad de Buenos Aires. Para este último objetivo, al menos, no sirvió: desde que aumentaron los peajes en las autopistas Panamericana y del Oeste, a comienzos de año, no bajó la cantidad de autos que cada día usan esas vías de acceso, y que continúan desbordadas en buena parte de la jornada.

Datos entregados a Clarín por las empresas concesionarias revelan que, en lo que va de 2009, el tránsito promedio por día es de 320.000 vehículos en la Panamericana y de 250.000 en la Autopista del Oeste. Igual cantidad que durante 2008.

Lo que sí varió fue la distribución del tránsito durante el día. El motivo es la tarifa diferenciada que, como novedad, empezó a implementarse en la hora pico, que hizo que muchos automovilistas modificaran sus horarios para pagar un poco menos.

De lunes a viernes de 7 a 10 (en sentido a Capital) y de 17 a 20 (en sentido contrario) son los momentos en los que se aplica el precio mayor. En esos tramos, hay un 7% menos de tránsito en la Panamericana y un 6% menos en la del Oeste con respecto al año pasado, cuando una tarifa única regía durante todo el día. Es decir que hay menos autos en la hora pico, pero más durante el resto del día.

El peaje en la Panamericana sale $ 4,50 en la hora pico y $ 3,40, el resto del tiempo. Y en la Autopista del Oeste hay que pagar $ 2,60 y $ 3,40, respectivamente.

Los aumentos en algunos casos superaron el 100%, porque las tarifas vigentes en 2008 eran de $ 2,20 en la Panamericana y de $ 1,70 en el Oeste.

Más allá del impacto del incremento, quien viene trabajar todos los días a la Ciudad en auto, desde la zona Norte, puede ahorrar $ 22 o aún más a lo largo del mes, evitando la hora pico. Y quien llega desde el Oeste puede evitar gastar $ 16 mensuales.

"Con el aumento selectivo se procura desalentar el uso de automóviles particulares para llegar hasta Capital Federal", dijo el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en diciembre, al anunciar la medida.

En realidad, fue el mismo argumento que pocos meses antes había usado el Gobierno de Mauricio Macri para justificar el aumento de hasta 300% en los peajes -y las tarifas diferenciadas por hora- de las autopistas de la Ciudad: la Illia, la 25 de Mayo y la Dellepiane.

En esos casos, como publicó este diario, el incremento tampoco sirvió para que disminuyera la cantidad de autos que ingresan a la Ciudad. En realidad, sí bajó la cantidad de autos sobre las autopistas, pero en la misma proporción creció el tránsito en los caminos alternativos, como las avenidas Sarmiento, Lugones y Libertador (en el caso de la Illia) y Juan B. Justo o el corredor Directorio-San Juan (en el caso de la 25 de Mayo y la Dellepiane).

El otro punto que De Vido utilizó para justificar los aumentos fueron las obras en la General Paz, que ya comenzaron y que prevén la construcción de un cuarto carril y banquinas en ambas manos, en el tramo ubicado entre la Panamericana y el Acceso Oeste. Oficialmente se informó que los trabajos costarán $ 340 millones y que llevarán dos años.

Por otra parte, tal como anticipó Clarín ayer, a partir de mañana el peaje en la autopista Riccheri-Ezeiza-Cañuelas tendrá una suba de entre el 62% al 112%, sólo para autos particulares, y habrá peaje diferenciado.

Así, la tarifa actual de $ 0,80 se irá a $ 1,30 y a $ 1,70 en las horas pico (de 7 a 10 sentido a Capital y de 17 a 20, hacia el GBA).

En el decreto que autoriza la suba publicado el miércoles en el Boletín oficial se especifica que parte del incremento en la recaudación está destinado a obras y otra a compensar la suba de costos del concesionario desde 2005. Pero además del aumento de mañana, el decreto incluye además una cláusula que le permite a la concesionaria AECSA (de capitales españoles) otra suba de $ 1 cuando termine las obras, con plazo estimado para 2011.

Comentá la nota