Autopistas del Sol anunció su default y no pagará su deuda

La empresa que tiene la concesión de la Ruta Panamericana anunció que no podrá hacer frente a las deudas que posee por $1.150 millones. La firma exigía que se le autorice una suba de los peajes, pese a que ya había realizado ajustes tarifarios de 120 por ciento.
La firma que tiene los peajes de la Panamericana avisó que no cumplirá con los intereses de su deuda corporativa.

La empresa, que tiene capitales españoles, dice que su situación financiera está deteriorada porque no le recomponen las tarifas. Finalmente ayer la compañía confirmó oficialmente aquello que se venía rumoreando: el próximo lunes no pagará los intereses de su deuda.

La compañía venía preparando una reestructuración de su deuda. Recauda $ 12 millones mensuales y debe más de $ 1.143 millones.

Los claros problemas financieros de la empresa no pueden explicarse por la retracción de los pasos por los puestos de peaje, por efecto de la crisis, sino que obedecería en exclusiva a falta de idoneidad en el manejo de las finanzas.

De ahí que el Gobierno analiza por estas horas la intervención de la compañía, como hiciera anteriormente con el caso de TGN, el cual persiste.

Cabe recordar que las amplias facultades que tiene el Estado en cuanto al alcance de la intervención hacen posible una injerencia prolongada, sin que implique la pérdida de los compromisos de la concesión del servicio.

Pese a que diversos indicadores de actividad comenzaron a dar claras señales de salida de la crisis y mejorado sustancialmente las finanzas de las empresas, a partir de la baja del costo del dinero, en Ausol parecen aferrarse a "las deficiencias del cuadro tarifario que no reconoce el aumento de los costos de explotación", como el principal determinante del segundo default entre las empresas de servicios.

Más aún cuando cuenta en su haber con el corredor de la Autopista Panamericana, con más de 120 Km, de permanente caudal de tráfico, tanto de pasajeros como de carga de corta y larga distancia.

Por eso, los especialistas atribuyen el desequilibrio financiero que lo llevó a un estado de "patrimonio negativo", a un exceso de endeudamiento que no se correspondió con la capacidad de generación de ingresos.

Comentá la nota