Autopista Pilar Pergamino Defensoría del Pueblo de la Nación pide que se frene el cobro del peaje

Es porque entiende que no se ejecutaron las obras según el cronograma de concesión. Advierte que la obra está totalmente paralizada. La empresa esperará una notificación oficial antes de dar su versión.
A través de la Resolución 181/09, el Defensor del Pueblo de la Nación, Anselmo Sella, recomienda al Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) que "se garantice la seguridad de los vecinos y ciudadanos que transitan por la autopista Pilar - Pergamino y se ordene a la empresa Caminos de América SA continuar en forma urgente las obras de concesión".

Pero además, el texto reclama "la suspensión del cobro de peajes por la concesionaria hasta que no cumpla las obligaciones a su cargo en el contrato, y asimismo habilitar vías alternativas para poder optar por la utilización o no de la autopista".

El año pasado el Ombudsman nacional, en ese momento Eduardo Mondino, había solicitado a Caminos de América que se arbitren las medidas necesarias para que los vecinos de Pilar no paguen peaje (lo tiene que hacer por un par de kilómetros que recorren, habida cuenta de la falta de colectoras o caminos alternativos.

El último 20 d agosto la Defensoría del Pueblo realizo otra inspección en el camino, desde Pillar hasta San Antonio.

Según la conclusión, "se pudo constatar lo denunciado por los vecinos respecto al incumplimiento de la concesionaria en las condiciones pactadas en el contrato, como así también la total paralización de nuevas obras y el estado de abandono de la autovía en general".

"Cerca del comienzo de la concesión, aproximadamente en el km 57, mano hacia Pergamino, existe un tramo de casi un kilómetro en el que se advierte la falta de un tercer carril y banquina, contrariamente a lo estipulado en el contrato de concesión (…) a la altura del Parque Industrial de Pilar no existen alambrados divisorios de la autopista, lo que facilita y permite el cruce peatonal, con el consiguiente riesgo, más aún teniendo en cuenta que del otro lado de la vía existe un colegio", menciona el informe.

Asimismo, que en el kilómetro 61 "se encuentra emplazado un puente peatonal, en el cual se advierten a simple vista, fisuras y rajaduras, las cuales se encuentran envueltas con una red media sombra atada precariamente con alambres, en un esfuerzo poco efectivo para que los escombros que se desprenden no caigan sobre la calzada".

Según la Defensoría, la autopista tiene 11,5 kilómetros de extensión, pero de acuerdo al contrato a esta altura "tendría que estar terminada la primera etapa, que consta de dos tramos, el primero de 12 km (Tramo IA), y el segundo de 8,400 km. (Tramo IB)". Además, desde el km11,5, "la calzada se reduce a un carril por mano y no se advierten nuevas obras, sino lo que fuera la antigua ruta Nacional Nº 8 (…) en estado de abandono, observándose huellas, baches, reparaciones desprolijas, desniveles con las banquinas y falta de marcación en la calzada".

El Presidente de la empresa, Juan Manuel Collazo, señaló a este medio que están esperando "indicación oficial respecto a la Resolución", antes de dar su versión de los hechos.

Comentá la nota