Automotrices estadounidenses piden u$s 34 mil millones

General Motors, Ford y Chrysler reclamaron ayuda urgente al Gobierno. Las ventas de GM cayeron 41% en octubre y las de Ford, más del 30 por ciento.
DETROIT.- Jaqueados por la crisis, los colosos de la industria automotriz estadounidense pidieron este martes al Gobierno ayuda por 34 mil millones de dólares. La cantidad es sensiblemente superior a la que se manejaba el Congreso para el sector. En la industria automotriz estadounidense trabajan unos 5 millones de personas.

GM ha pedido 12.000 millones de dólares y promete devolverlos en 2012. La empresa prevé una mayor producción de vehículos con menor consumo y más eficientes, una reducción de los salarios y de la compensación de los ejecutivos, una reestructuración de su capital y una mayor consolidación de sus operaciones. Además del "préstamo puente", GM también solicita una línea de crédito de 6.000 millones de dólares para tener suficiente liquidez en caso de que se deterioren las condiciones actuales.

El fabricante quiere recibir la primera partida de 4.000 millones de dólares este mismo mes, y ha dicho que prevé comenzar a pagar el préstamo federal a partir de 2011. El plan de GM incluye, asimismo, una reducción de su plantilla laboral, de sus marcas, y de sus instalaciones para el año 2012.

La solicitud de un total de hasta 18.000 millones de dólares incluida en el plan de reestructuración se produjo varias horas después de que Ford pidiera al Congreso otros 9.000 millones de dólares e informara de que espera tener ganancias en 2011.

Pero la verdadera apuesta de Ford, la menos 'tocada' de las tres grandes pero que está en serios problemas que le han llevado a plantearse la venta de Volvo, es la de las energías limpias y las tecnologías verdes: la compañía destinará 11.000 millones a coches eléctricos y a mecanismos de eficiencia de energía en los próximos siete años.

Chrysler ha sido la última en presentar su plan de rescate, que ha cifrado en 7.000 millones de dólares. La empresa espera recibir ese préstamo a más tardar el próximo 31 de diciembre.

Mientras tanto, un informe conocido este martes indicó que las ventas de automóviles sufrieron una fuerte caída en octubre en Estados Unidos, con una reducción del 41% para el número uno, General Motors (GM), un 34% para el fabricante japonés Toyota y un 30,6% para Ford.

El principal fabricante del mundo, General Motor, informó el martes una caída de 41% de sus ventas de noviembre en el mercado estadounidense, por lo que prevé una marcada reducción de la producción para el primer trimestre de 2009. La consultoría especializada Edmunds había previsto una baja de 28,2% de las ventas de GM.

Ford, por su parte, anunció, también el martes una caída de 30,6% de sus ventas de vehículos nuevos en el mercado estadounidense en noviembre, a 118.818 unidades (sin contar su filial sueca Volvo) y estimó que le ha ido mejor que la previsión de baja del mercado, estimada en 35%.

Ford anunció asimismo que reducirá su producción en América del Norte a 430.000 vehículos en el primer trimestre de 2009, contra 692.000 en el primer trimestre de 2008, lo que representa una baja de 37%.

El fabricante japonés Toyota, por su parte, anunció el martes que sus ventas habían caído 33,9% en noviembre en Estados Unidos, con 130.307 unidades vendidas.

Comentá la nota