Las automotrices acordaron con el Gobierno relanzar el plan para 0 km

Se reunieron ayer con Moreno y Fraguío. Los funcionarios les pidieron sustituir importaciones. Néstor Kirchner propuso fabricar un auto íntegramente argentino
La tercera es la vencida. En un acto desesperado ante la fuerte caída de ventas de autos en abril, las terminales y el Gobierno relanzarán, una vez más, el plan del "auto 0 km barato" ideado por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Así quedó definido en una reunión que mantuvieron ayer los directivos de las empresas con el funcionario y el secretario de Industria, Fernando Fraguío.

Para relanzarlo, las empresas harán hincapié en que no entrarán unos pocos modelos como se anunció inicialmente sino la totalidad, y en que los plazos de entrega se redujeron notoriamente debido a que ya fueron sorteadas todas las trabas burocráticas características de un plan nuevo. También recordarán que ya no habrá restricciones para los compradores y que la ANSeS financiará hasta el 80% del valor del modelo base.

En la reunión, Moreno y Fraguío también le pidieron al sector que frenen las importaciones y que integren mayor producción nacional de autopartes. Además, el Gobierno les pidió a las compañías que exploren la posibilidad de dejar de utilizar dólares en las operaciones comerciales con Brasil, en línea con el acuerdo alcanzado entre los bancos centrales de ambos países, afirmó una alta fuente oficial.

"Se discutió acerca de relanzar el plan para vender más autos y también se le pidió a las automotrices que equiparen la balanza comercial y que aumenten la sustitución de importaciones para fomentar una mayor producción de autopartes locales", aseguró la fuente.

Al respecto, el ex presidente y candidato a primer diputado por la provincia de Buenos Aires, Néstor Kirchner, fue muy claro ayer, durante el acto de lanzamiento de campaña en La Plata: "Todavía tenemos el sueño de hacer un auto íntegramente argentino".

La crisis que están sufriendo las terminales arrastró a la industria autopartista. Este sector está conformado, en su mayoría, por pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales no están resistiendo la fuerte caída en la actividad. Son cada vez más las compañías que despiden personal, cierran sus puertas y/o pasan a otras manos. A los casos que ya trascendieron, como el de Autoliv, Paraná Metal, Mahle, Cive y Pilkington, ahora se sumó el de Histap, una empresa productora de piezas estampadas que despidió a 120 personas y no está cumpliendo con el pago de la indemnización (ver aparte).

En este contexto de caída de la actividad, y ante la presión del Gobierno para que las cifras de desocupación no suban a los dos dígitos, las terminales insistirán con el frustrado plan del auto 0 km, que nunca llegó a implementarse de forma clara y homogénea y que rápidamente logró la desilución de los potenciales interesados. Sin embargo, fuentes de la Asociación de Fábricas de Automotores de la Argentina (Adefa) aseguraron a El Cronista que "hace dos semanas que el plan está completamente operativo", por lo que "vale la pena recordar las condiciones y atraer nuevamente a la gente". "Recién ahora tenemos todos los papeles firmados entre la ANSeS y cada terminal y, además, se fueron agregando modelos. Sabemos que el plan es muy bueno y accesible, pero que por el tiempo que nos llevó implementarlo, la gente descree", explicaron en la cámara.

Con las reiteradas flexibilizaciones que se le hicieron al plan, el que relanzarán las empresas en las próximas semanas incluirá a todos los modelos de autos. Pero el financiamiento a tasa 0% de la ANSeS sólo será para los vehículos base. La diferencia entre ese valor y el de un modelo más equipado deberá ser pagado en efectivo o en cuotas, según la voluntad de la concesionaria.

Desde la Asociación de Concesionarios de Autos (Acara) no se mostraron demasiado entusiastas con el relanzamiento del plan. "Cuando las cosas no nacen bien, cuesta que renazcan", dijo un integrante de la cámara.

Comentá la nota