Se autoevacuaron las primeras familias de la costa de Bajada Grande

Grupos familiares de pescadores regresaron a sus viviendas particulares en zonas más altas. Prefectura Naval realizó una recorrida por los lugares que presentan riesgos ante la crecida del río. La altura del Paraná asciende a 4,75.
Cuatro familias de pescadores la zona de Bajada Grande debieron autoevacuarse ante la crecida del río Paraná.

De acuerdo a la información brindada por el subprefecto Luis Portela, de la Prefectura Naval Delegación Paraná, "el agua llegó a ese lugar y volvieron a sus domicilios particulares".

Sin embargo, desde Acción Social de la Municipalidad de Paraná se aclaró que "no existen personas evacuadas" y por el momento se mantiene el alerta por la llegada del pico de la creciente.

En este sentido, el funcionario de Prefectura indicó a UNO que la altura del río "es de 4,75 metros y se encuentra estacionado". Según los estudios realizados por el Instituto Nacional del Agua (INA), el Ministerio de Construcciones Portuarias y Vías Navegables el pico se alcanzará "el 5 o 6 de diciembre".

Las autoridades piden reforzar las medidas de precaución y además se recomienda a los habitantes de zonas ribereñas "continuar verificando el comportamiento del río para no ser sorprendidos".

Entre los lugares que recorrieron autoridades de Prefectura Naval, en forma conjunta con las autoridades de Acción Social del municipio, estuvieron Los Arenales, Bajada Grande y la zona de cloacas.

Comentá la nota