Sin autocrítica, Schiaretti acusó a Transener y pidió cambiar la ley

La responsabilidad por los cortes es de Transener y del marco regulatorio nacional, dijo / Calificó de leonino el contrato y prometió exigir modificaciones / Ponderó las inversiones de la Epec.
El gobernador Juan Schiaretti dedicó parte de su discurso inaugural del período legislativo 2010, a la crisis que generaron los cortes de energía eléctrica producidos por la avería de un transformador ubicado en la zona de Monte Cristo.

Schiaretti entendió que más allá de las críticas de la oposición, el problema, que ya lleva 17 días, merecía respuestas. Sin embargo, lejos de la autocrítica, el gobernador limitó la responsabilidad por lo ocurrido a la empresa Transener y al marco regulatorio nacional que, acusó, "permite que una empresa monopólica gane dinero sin tener responsabilidades en la prestación del servicio".

Aseguró que "las molestias, inconvenientes y pérdidas" de los usuarios "van a ser compensadas". Prometió enjuiciar a Transener si para el jueves no logró normalizar el servicio; y afirmó que ya había intimado a las autoridades nacionales que regulan la materia a intervenir para cambiar el contrato "leonino" que paga la Provincia.

El Gobernador prefirió no hablar de la forma con la que la Epec enfrentó la crisis, tampoco del plan de contingencia, de los errores en la comunicación ni de las ausencias de los funcionarios más importantes del área. Tampoco quiso hacerlo el ministro de Obras y Servicios Públicos, Hugo Testa, quien eludió a los periodistas apenas terminó la sesión inaugural.

Para provocar el 15° aplauso de la tribuna oficialista –cuidadosamente seleccionada por la seguridad para que no se colaran vecinos disconformes u opositores encubiertos–, Schiaretti enfatizó: "Este gobierno, que no elude sus obligaciones poniendo las responsabilidades donde corresponde, va a exigir un resarcimiento y lo va a usar para aliviar la situación de los usuarios".

"La mayor inversión". Luego, envalentonado por los aplausos, afirmó que su gobierno "sigue llevando adelante un plan de obras por 3.400 millones de pesos para la Epec", del que ya se han invertido 1.939 millones de pesos. "Es, sin dudas –agregó–, la mayor inversión hecha por la Epec en los últimos 30 años". Mencionó, en este punto, la construcción de la nueva estación transformadora de Arroyo Cabral y la repotenciación de la Central eléctrica de Pilar "para avanzar hacia el autoabastecimiento energético".

Al término del discurso, la bancada oficialista presentó un proyecto de declaración a través del cual se les solicita a los legisladores nacionales por Córdoba la modificación de las leyes que regulan la contratación del transporte y distribución de energía (leyes 15.336 y 24.065).

No obstante, los propios legisladores de Unión por Córdoba admiten que difícilmente los 18 diputados nacionales cordobeses se pongan de acuerdo para forzar un cambio en una legislación "que involucra a sectores políticos y económicos con presencia y ascendencia en el poder central".

Promesas y anuncios. Antes y después de la cuestión energética, el gobernador repasó lo que consideró logros de su gestión y formuló varias promesas y anuncios para regocijo de la tribuna que, en esta oportunidad, contó con menos militantes que en los dos años anteriores.

Como si fuera un estribillo para separar las estrofas de su mensaje, Schiaretti repitió 14 veces la siguiente frase: "Pese a las dificultades, Córdoba sigue creciendo".

Apeló a esta muletilla para anunciar, por ejemplo, el incremento del monto de la jubilación mínima a mil pesos, que beneficiará con un aumento a 5.300 jubilados, con un costo estimado de 11 millones de pesos al año para la Caja de Jubilaciones de la Provincia.

Por otra parte, también anunció la creación de un fondo para obras de infraestructura en municipios y comunas, que se integrará con la toma de un crédito por 70 millones de dólares que pagará la Provincia (50%) y cada gobierno local beneficiado (50%). Del monto total del fondo, 30 millones de dólares serán destinados por la Provincia para obras en la Capital provincial.

Comentá la nota