Autoconvocados de Santiago reciben el apoyo tucumano

Al igual de lo que ocurriera oportunamente en nuestra provincia, el sector de la salud de Santiago del Estero mantiene fuertes diferencia con las autoridades gubernamentales.
La cesantía de 20 jefes de servicio del Hospital Regional Ramón Carrillo, las suspensiones y cesantías de tres prestigiosos médicos y de un agente sanitario, motivaron que el cuerpo de delegados del Movimiento Autoconvocados de la Salud de Tucumán, reunido en la ciudad de Concepción, resuelva una serie de exigencias a las autoridades sanitarias y particularmente al gobernador de la vecina provincia, Gerardo Zamora.

Entre los requerimientos de los profesionales tucumanos se anotan: El cese de las persecuciones sindicales al personal de la salud; la plena vigencia de los derechos y libertades sindicales en Santiago; la reincorporación de los jefes de servicios de los hospitales públicos y del personal cesanteado en las UPAs, además del reconocimiento por parte del Poder Ejecutivo provincial a las autoconvocados de la Salud de Santiago del Estero, como interlocutor válido para discutir la problemática en esa provincia.

Comentá la nota