Autoconvocados de la salud estudian la sindicalización

Estela Di Cola, referente de ese sector de trabajadores que protagonizó una extensa protesta el año anterior, admitió que hoy habrá una reunión para fijar posición sobre el particular. Dijo que algunos sectores apuestan a sindicalizar el movimiento, mientras que los no profesionales quieren recuperar ATSA.

No hay dudas de que el gran esfuerzo y desafío que asumieron los autoconvocados de la Salud tuvo sus frutos con algunas reivindicaciones logradas. Es casi una obviedad consultar si en el futuro inmediato se avizora la figura del sindicato. Sobre el particular la doctora Estela Di Cola, una de las referentes de ese sector social, dijo que es un tema que se encuentra en etapa de discusión dentro del movimiento. "Esta decisión deberá salir del consenso de todos. Por lo pronto hay gente que quiere sindicalizarse. Otros, por ejemplo, los no profesionales anhelan recuperar el gremio de ATSA. Esto implica que no haya una posición uniforme sobre el particular. De todos modos, mañana (por hoy) tenemos una reunión para ver como implementamos esto y hasta donde llegamos", concluyó.

Descuentos gremiales

La profesional reconoció por otra parte, que existe una cuestión problemática, a la que además definió como grave. "Junto a (Adriana) Bueno y (Jorge) Ramaciotti mantuvimos una reunión con representantes del Ministerio de Salud porque nuevamente comenzaron a aparecer descuentos del Sindicato Único de Médicos Argentinos (SUMAR) y de ATSA, a compañeros que no se había afiliado, pero que igual sufrieron afectación de sus sueldos para ese fin. En definitiva, al aumento que logramos se lo están llevando los sindicatos", sentenció.

Como salida de esta contingencia, contó Di Cola que desde el Ministerio prometieron instrumentar un sistema de control de bajas y altas, ya que como agente de retención desde el Ministerio necesitarán una constancia de que el empleado acepta el descuento.

Remembranza

Hablar de autoconvocados trae a la memoria el extenso conflicto que planteó el año pasado, un importante sector de la salud pública de nuestra provincia, en reclamo de reivindicaciones salariales y sociales. La prolongada discusión que comenzó en una oficina pública, que llegó incluso por el Arzobispado y que tuvo su máxima expresión en el fuerte apoyo social que tuvieron las marchas céntricas que organizaron sus principales referentes, por suerte encontró un atisbo de solución en las postrimerías del año pasado.

¿Qué quedó de aquel conflicto? Por un lado, la posibilidad de acuerdos que se van plasmando de a poco, y por otro, el reconocimiento que al final recibieron los autoconvocados de parte de las autoridades provinciales, quienes originalmente no aceptaban su postura conflictiva por la condición que ostentaban sin personaría gremial. Con respecto a los avances que se fueron registraron en lo que hace a los pedidos que fueron concedidos por el Gobierno, Di Cola dijo que en el pasado mes de diciembre ingresaron a la planta permanente 1.500 empleados. Reconoció que hubo algunos inconvenientes porque se incluyeron trabajadores desde el 2004 en adelante y que en esa época justo ingresaron algunos trabajadores al sistema. De todos modos, admitió que esos problemas quedarán zanjados con la incorporación de los otros 1.500 empleados, lo cual ocurrirá en los meses inmediatos.

Plan Nacer y otros

Di Cola aseguró que las negociaciones para cumplir con lo pactado continuarán a partir del regreso de un funcionario del gabinete de Salud de provincia que se encuentra de vacaciones. "Esto ocurrirá después del 20 de enero. Entonces nos sentaremos a resolver la situación de los 900 compañeros del Plan Nacer. Después hay que trabajar por los otros planes nacionales y por los monotributistas que tienen más de seis meses prestando servicio de continuo en el Sistema de Salud, y definir como se van a ir incorporando como transitorios", argumentó.

Comentá la nota