Autoconvocados prometen una marcha masiva para el viernes

En la marcha de ayer volvieron a aflorar las pasiones luego de las desafortunadas expresiones de la diputada nacional Beatriz Rojkés de Alperovich, quien fue el blanco de todas las críticas.
La furia de los autoconvocados volvió con todo a la plaza Independencia en el marco de la 18º marcha blanca que el sector de la sanidad realizó en el marco de un duro plan de lucha.

La semana pasada hubo menos gente que en anteriores manifestaciones, pero desde el Gobierno se encargaron de encender nuevamente las pasiones con expresiones poco desafortunadas, especialmente por parte de la diputada nacional Beatriz Rojkés de Alperovich durante el acto por la conmemoración de 17 de Octubre.

La esposa del gobernador José Alperovich fue una de los principales blancos de cuanto dardo se lanzó durante la movilización.

De fachos y lealtades

"De que lealtad habla ahora esta gente, no sabe qué durante muchos años nosotros fuimos los que trabajamos en condiciones precarias", bramó Braulio Fanlo, delegando del hospital Avellaneda. Igual de duro se mostró Julián Domínguez, quien tildó de "fascista" al Gobierno.

Las palabras del ministro de Salud Pablo Yedlin, respecto de que la oferta del Gobierno no tenía posibilidad alguna de modificarse tampoco ayudó a calmar los ánimos. "No fue una mejora, sino un insulto", graficó Raúl Barrionuevo, uno de los oradores.

Ante este panorama, mientras las columnas de médicos, bioquímicos, sicólogos, odontólogos, enfermeros, técnicos y administrativos convergían frente a la Casa de Gobierno, prácticamente todos volvieron a depositar las esperanzas para destrabar el conflicto en un nueva intervención de Monseñor Luis Villalba, que a esta altura debe tener gastado el Rosario de tanto pedir una intervención divina para que se retome la normalidad en la atención hospitalaria ambulatoria y las cirugías programadas.

Posiciones lejanas

Por la mañana, en medio de un paro sin asistencia a los hospitales, los autoconvocados realizaron cortes simbólicos de tránsito en distintas avenidas y calles de la ciudad, tras lo cual iniciaron la decimoséptima "marcha blanca" a la plaza Independencia, donde realizaron un acto, acompañados por representantes de distintos sectores sociales, políticos y sindicales opositores al gobierno.

Desde el Poder Ejecutivo ofrecieron una suba del 10 por ciento en la base de cálculo, además de 200 pesos extras por responsabilidad profesional. También se ofreció el pase a planta permanente de 1.500 agentes, la negociación del 82 por ciento móvil, y la propuesta de un trabajo, "a conciencia", para un sistema de incentivo a través de un método de recupero de fondos. Esa es la propuesta estatal. "Esperamos que alcance para resolver el conflicto, se ilusionó Yedlin

Los autoconvocados solicitan un aumento de 100 pesos en la base de cálculo de forma inmediata y otra suba de 150 pesos en el mismo ítem de manera escalonada y progresiva.

Desde el sector ratificaron el paro por tiempo indefinido, que mantiene paralizada la atención de consultorios y la realización de cirugías programadas en los hospitales públicos, al tiempo que confirmaron la "marcha de antorchas" convocada para mañana a las 20.30, oportunidad en la cual esperan congregar una multitud con el aporte de partidos políticos, organizaciones sociales y gremiales.

Paro nacional

Además, confirmaron un nuevo paro nacional de la salud el próximo 28 de octubre, convocado por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), que tendrá como eje central el apoyo a la lucha de los médicos tucumanos.

Tras finalizar el acto en la plaza Independencia, del cual participaron más de 3 mil personas, los manifestantes iniciaron una movilización por las principales calles del microcentro de la ciudad Capital, generando caos en el tránsito.

Comentá la nota