Autoconvocados: jaque a los gremios

"Aunque tienen sustanciales diferencias ideológicas entre sí, los autoconvocados expresan críticas a las metodologías de las cúpulas gremiales".
Las protestas salariales generaron una desconocida modalidad en el gremialismo cordobés: los autoconvocados. El fenómeno de protesta apareció con la crisis del 2000, pero no había tenido mayor presencia en el sindicalismo. Los gremios de Córdoba –conducidos casi todos por peronistas– tienen oposición interna, pero nunca se exteriorizaba puertas afuera del sindicato.

Las cosas cambiaron y este año surgieron con fuerza los autoconvocados en dos áreas clave del sector público: salud y educación. En la actividad privada también hay disidentes –con menor incidencia– en los gremio mecánico (Smata) y metalúrgico (UOM).

El escenario más emblemático de los autoconvocados son los hospitales provinciales. Allí los lidera Carlos Altamirano, cirujano del Hospital de Niños, que rechazó el acuerdo que firmó el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y continúa la protesta en la Bajada Pucará. Oriundo de General Deheza, Altamirano tiene como bastiones al Hospital de Niños y a la Maternidad Provincial. Hace dos meses quedarse con la conducción de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), luego que Ricardo Sánchez diera un paso al costado de esa entidad que está inscripta pero no tiene personería gremial. "Mi único objetivo es conformar un gremio de salud para los administrativos y los profesionales que no se sienten identificados con el SEP", dice y asegura que no milita en ningún sector político.

Altamirano colaboró antes con los equipos de salud del radicalismo y el ex intendente Luis Juez lo tentó con el cargo de ministro de Salud si llegaba a la Casa de las Tejas.

El grupo evalúa para la próxima semana realizar una movida fuerte en Córdoba con autoconvocados de Tucumán y la Federación de Profesionales de la Salud.

El sindicato de los docentes provinciales (UEPC) fue el otro gremio donde los autoconvocados ganaron espacio. Pero en el caso de los maestros pertenecen a dos listas de la oposición –la Fucsia y la Lila– conformada por partidos de izquierda e independientes.

¿Qué representan los autoconvocados? Aunque tienen sustanciales diferencias ideológicas según los sectores, expresan posiciones que cuestionan las metodologías de las cúpulas gremiales y canalizan la disconformidad de las bases. El Gobierno y los gremios los han puesto en la mira. Les señalan que su actuación puede ser legítima, pero que en algunos casos, como el de los médicos, no respeta la legalidad ni tampoco las reglas de la democracia sindical.

Comentá la nota