Autoconvocados: En febrero deciden si se sindicalizan

Para el próximo mes está previsto un taller, con la presencia de expertos, para discutir la conveniencia o no de transformar al movimiento de trabajadores de la salud en sindicato.
En vacaciones los autoconvocados de la salud están trabajando en la idea de avanzar sobre aspectos que quedaron en vía de solución, después de la prolongada posición de reclamo que adoptaron durante varios meses el año pasado.

Los principales referentes de ese sector de trabajadores se reunieron para debatir sobre varios aspectos que tienen que ver con la reivindicación que fuera reclamada al Gobierno, y que de alguna manera fue respondida positivamente.

Uno de los primeros temas que entró en debate, tuvo que ver con los descuentos que, según manifestación de los voceros de los autoconvocados, tienen carácter compulsivo a través de las afiliaciones al Sindicato Único de Médicos Argentinos (SUMAR) y ATSA, los cuales que no están autorizados por los trabajadores. "Hemos tenido varias denuncias de compañeros que le descontaron del sueldo la cuota sindical que nunca autorizaron", comento Estela Di Cola una de las referentes de los autoconvocados de la salud, quien además advirtió que continúan trabajando con las autoridades del Gobierno para transparentar de la mejor manera esta situación, como así también algún sistema de justificación del descuento, a través de los centros de salud, lugar en donde se deberá instrumentar una metodología que permita dejar claramente expresada la negativa en el caso que así lo decida el trabajador.

Comisiones de trabajo

También se avanzó en la formación de comisiones de trabajo que se abocarán a atender cada una de los ítems de las reivindicaciones que se discutieron y que fueron concedidas por el Gobierno de la provincia. "La idea es que cada grupo se aboque a analizar puntualmente un tema. Lo que buscamos es que en este tiempo de vacaciones se vayan conformando los equipos de trabajo para empezar el mes que viene con toda la actividad al respecto", aseguró Di Cola, quien además advirtió que hubo conversaciones sobre los beneficios y la defensa de la carrera sanitaria.

La sindicalización

Sobre la conveniencia o no de la sindicalización del movimiento, en razón de que se trata de un tema capital y que definirá el futuro de ese sector de trabajadores, los referentes de los autoconvocados de la salud de la provincia han decidido encarar una suerte de taller, que podría concretarse el 10 o el 17 de febrero próximo. En el mismo se analizará todas las cuestiones inherentes al tema con la visita de expertos de Buenos Aires, con el propósito de que los visitantes interioricen al detalle sobre las particularidades del tema. "Esa instancia será oportuna para escuchar los distintos puntos de vista que sobre la sindicalización tiene el movimiento", dijo Di Cola.

Es dable recordar que de las primeras apreciaciones surgieron posturas que se identifican con la sindicalización del sector, mientras que otras se manifiestan a favor de recuperar el gremio de ATSA. Son dos posturas que buscarán consensuar a partir del taller del mes que viene.

Como inmediata actividad se previó que la próxima semana tenga su primera reunión la comisión de precarización laboral, para comenzar con las acciones y las negociaciones tendientes a que los trabajadores del Plan Nacer ingresen a la planta de transitorios del SIPROSA.

"El avance en tal sentido se producirá por el retorno del ingeniero Sergio Epstein, subsecretario de Informática del Ministerio de Salud, con quien estuvimos conversando sobre el particular", admitió la doctora Di Cola.

Apoyo y solidaridad

Los autoconvocados tucumanos expresaron además su apoyo y solidaridad con el sector homónimo de la provincia de Santiago del Estero, que atraviesa una situación tan difícil y compleja, como la que llegaron a vivir los trabajadores de nuestra provincia.

Advirtió sobre el particular Di Cola, que desde Tucumán acompañan en la lucha a los autoconvocados santiagueños tras la militarización del hospital público.

El conflicto en la vecina provincia, que sacó a la calle a los profesionales de la salud, tuvo su origen en la decisión del ministro santiagueño del área, Luis Martínez, de rescindir la relación laboral del director del Hospital Regional y de los jefes de servicios.

El planteo de los trabajadores santiagueños, según trascendió, se funda primero en la defensa de los 32 médicos, profesionales de vasta experiencia por su labor y permanencia en el cargo, y del educador sanitario cesanteados por orden del Ministerio. En ese contexto además, los referentes del movimiento de la vecina provincia advierten las paupérrimas condiciones en las que trabajan y en las que se encuentran los hospitales, las postas sanitarias y las UPAs, sin suficiente recurso humano que atienda a la población en sus necesidades, sin remedios, con el tomógrafo del Regional sin funcionar desde hace cuatro meses y con pacientes oncológicos que se mueren.

Al igual que lo ocurrido en Tucumán, en Santiago las fuerzas del orden coparon los accesos de los hospitales.

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota