Los autoconvocados esperan a más de 10 mil tucumanos en la Plaza Independencia

A pesar de las decisiones del gobierno de retirar a los efectivos de la policía de los hospitales públicos y de que ofrecen oficialmente para los próximos días una mejora salarial, los autoconvocados de la salud por ahora siguen al pie del cañón con las medidas de fuerzas. Hoy desde las 20.30, volverán a manifestarse a la Plaza Independencia en la denominada marcha de las "antorchas" y esperan el acompañamiento de la sociedad. Estiman que más de 10 mil tucumanos saldrán a defender la salud y la democracia.
El conflicto entre los autoconvocados de la salud y el gobierno local tiene a las expectativas a los tucumanos de todo lo que pueda suceder ya que en cuatro días pasaron situaciones que varían de un extremo a otro. La decisión última del gobierno de retirar a los efectivos policiales de los hospitales públicos en la jornada de ayer y de anunciar que ofrecerá próximamente una mejora salarial que será superadora a las que venía proponiendo generó fuerte expectativas entre los autoconvocados que intentan analizar cuales son las pretensiones del gobierno.

En tanto, los "rebeldes" no cambiaron nada y las medidas de fuerzas que vienen aplicando no se cambian. Es más los delegados y toda la comunidad de trabajadores de la salud se encuentran en campaña para hacer que esta noche, a las 20.30, en la marcha de las antorchas esté la mayor cantidad de gente. Estiman que podrían concurrir más de 10 mil tucumanos. "Nosotros seguiremos con la pelea hasta el final sin bajar los brazos y continuamos con estas marchas que la misma sociedad respalda y confiamos en conseguir más respaldo", dijeron varios autoconvocados que están al frente de la organización de la tercera marcha de antorchas.

Sobre el conflicto en general y sobre las diferentes situaciones vividas, los autoconvocados reflejaron que el gobierno entendió a tiempo que los mecanismos que estaban utilizando no eran los más sanos para esta sociedad y además creen que si el gobierno bajó los decibeles es porque saben que este movimiento peleará y no se conformará con migajas o promesas políticas.

Por ahora no hay una propuesta oficial, aunque se desprenden algunos números que se podrían acercar en la reunión que podrían mantener por quinta vez con la intervención de Monseñor, Luis Villalba, el próximo lunes por la tarde, luego que los manifestantes se reúnan en asamblea general ese día. Cabe recordar que la autoridad eclesiástica participa de un encuentro nacional en Buenos Aires y el domingo culminaría su viaje. Según fuentes no oficiales se estima que el gobierno ofrecerá el pago inmediato de 20 pesos a la base de cálculos y que le sumará 10 pesos en diciembre, otros 10 en enero y otro 10 en marzo, hasta llegar a los 50 pesos que había solicitado el propio Villalba.

Este ofrecimiento deberá ser analizado fríamente primero por los delegados y luego por la mayoría en la asamblea general. Si está propuesta llegase a concretarse de esta manera sería difícil rechazarla ya que en un principio los autoconvocados pedían que se ofrezca algo similar para seguir la discusión desde otro ámbito de negociación. Además, el tiempo del conflicto y el acercamiento del cierre del año y las vacaciones son factores en toda pelea reivindicativa, cuando los participantes se preocupan por otros asuntos también.

En este sentido y en diálogo con primerafuente Braulio Fanlo, uno de los delegados del hospital Avellaneda, expresó que se dio un paso importante con la decisión de que se quite a los uniformados para volver a buscar el diálogo. "Hasta acá no tenemos ninguna propuesta oficial. Queremos que haya una propuesta salarial seria y que se termine con la dilatación de la discusión", dijo Fanlo quien agregó que hasta que no exista una propuesta concreta las medidas continuarán.

Otra de las lecturas que se hace por estas horas, es que el gobierno pretende con estas decisiones y pronunciamientos mediáticos restar importancia al conflicto para enfriar las marchas populares.

Por su parte, Estela Di Cola otra delegada del hospital del Niño Jesús señaló que "felicitamos al gobierno y que recapacitó que los hospitales no pueden tener policías, sino pacientes y personal que los atiendan. Así, podremos volver a escuchar al gobierno con su nueva propuesta, para ver si la aceptamos o no, o se la puede mejorar", dijo la médica.

Comentá la nota