Autoconvocados le dieron duro a los funcionarios de Salud

"Desde ya desearía que se le quite el micrófono a Mireya Orellana, realmente a mí me daría vergüenza seguir hablando cuando no hacen nada para prevenir la epidemia". Y es sólo una de las declaraciones que la médica Graciela Juri, delegada del gremio, realizó a Catamarcactual.
En medio de una severa epidemia de dengue que azota a la provincia, el gremio Autoconvocados de la Salud realizó un paro en el Hospital San Juan Bautista; paradójicamente, en el Día Internacional de la Salud.

La Dra. Graciela Jurri, delegada de Autoconvocados de la Salud dialogó con Catamarcactual sobre los motivos de este polémico paro y propinó una serie de duras críticas dirigidas principalmente a la Subsecretaria de Medicina Preventiva, Mireya Orellana.

Profundas críticas al Ministerio

Atrincherada con sus colaboradores en la sección de radiología del Hospital, Juri preparó una ametralladora de críticas y comenzó a disparar. El Ministerio de Salud y Mireya Orellana fueron sus presas fáciles, cuando afirmó que no hubo ni hay "absolutamente ninguna política" del Ministerio de Salud en cuanto a la prevención de la epidemia de dengue. "Desde ya desearía que [enfatiza con decisión] se le quite el micrófono a la subsecretaria de prevención en salud, la Dra. Mireya Orellana, porque realmente mí me daría vergüenza seguir hablando cuando non hace nada para prevenir la epidemia. Vaya la culpa a ésa mujer, que hoy se sienta descaradamente a dar noticias sobre el mosquito". Más claro, echale agua.

Juri denuncia que "el Ministerio estaba informado de la posibilidad de epidemia de dengue desde el mes de diciembre. No se hizo absolutamente nada. Es más, se escondieron los datos que Autoconvocados los sacó por una estadística propia que hicimos". Además agregó que la fumigación anunciada por las autoridades para dentro de diez días se debería haber realizado en febrero, cuando aparecieron los primeros casos

Para colmo de males, señaló que en el San Juan Bautista aún no se realizaron las tareas de desinfección pertinentes. Ni siquiera en los jardines. Por consiguiente, se dio un elevado número de caos de dengue en médicos y personal del nosocomio.

Adoptar las políticas de otras provincias

Luego, la delegada de Autoconvocados ejemplificó una serie de políticas sanitarias que están adoptando otras provincias y que aquí no se ejecutan, a saber: la prohibición de otras provincias a sus habitantes para no visitar las provincias con epidemia de dengue; controles en los aeropuertos y en las estaciones terminales de colectivos, en los que –(luego de que bajan los pasajeros), se fumigan los transportes y se les informa todas las medidas para prevenir la epidemia.

Y como para que en Turismo se agarren la cabeza, afirmó que "bien hace [el Ministerio de Salud de la] Nación en advertirle a la gente que se va a movilizarse por el feriado largo de que no vengan a las provincias que están con epidemia".

Visiblemente indignada con el olvidable papel de los funcionarios sanitarios a cargo, remató: "Esperamos que los responsables den la cara, (…) que esos responsables que hoy nos están haciendo pasar por esta terrible epidemia den un paso al costado para una persona responsable, que sepa, ocupe su lugar".

Comentá la nota