La ausencia de acuerdos políticos y numerosos proyectos pendientes marcan el regreso a la actividad de la Legislatura

La Cámara de Diputados de la provincia reanudará hoy su actividad luego de tres semanas de receso, lapso durante el cual solamente funcionaron guardias mínimas y las comisiones de salud y la legislativa permanente.
Si bien se da fin a la emergencia sanitaria por la gripe A, los legisladores son conscientes de que el panorama sanitario sigue siendo crítico, por eso señalaron que mantendrán contacto permanente con las autoridades del Ministerio de Salud para ir tratando con prontitud los temas necesarios.

Más allá de esta postura adoptada por todos los bloques, la actividad no sólo quedará reanudada con la vuelta al trabajo del personal, sino con la realización de la reunión de la comisión de Hacienda y Presupuesto, la que tiene un amplio temario por tratar y en la que se empezará a ver si realmente el diálogo político al que asistieron la semana pasada --convocados por el gobierno provincial-- servirá para mejorar las relaciones y finalmente se pueda acordar una agenda de prioridades, algo que hasta el momento no se llegó.

Primero, Hacienda

De esta manera, la comisión de Hacienda está convocada en su horario habitual de las 10.30 para empezar a definir posiciones respecto de numerosos proyectos, varios de ellos corresponden a leyes vetadas por el Ejecutivo, que en su mayoría fueron aprobadas solamente por la oposición antes de los últimos comicios y que tienen incidencia en las erogaciones presupuestarias de la provincia.

Entre los vetos que esperan análisis de los legisladores se encuentra la ley 6330 que otorga un resarcimiento histórico, moral y económico a favor de los excombatientes de Malvinas y sus derechohabientes; la ley 6335 dispone que los fondos que reciba el Chaco por aplicación del decreto nacional 206/09 --Fondo Federal Solidario-- se distribuirán en un cincuenta por ciento entre los municipios de la provincia y el cincuenta por ciento restante para el Estado provincial. Otro veto es la norma de una nueva ley de enganche para los agentes de la Secretaría General y la Dirección de Administración del Ministerio de Economía, Producción y Empleo.

También está en la comisión el veto total del proyecto que faculta al contador general, al tesorero general de la provincia y al Poder Ejecutivo a otorgar a partir del 1 de enero de 2009 una bonificación del 29 por ciento no remunerativa y no bonificable a los agentes de esas dependencias y de la Dirección General de Finanzas y Programación Presupuestaria. Además, deben definir respecto del veto a la ley que pretende aplicar a partir del 1 de enero de 1010 una nueva escala de sueldos básicos al personal de seguridad.

A trabajar

Después de este receso, algunos legisladores piensan que se debe abrir una nueva etapa donde el oficialismo tendrá que consensuar con la oposición si quiere tener chances de que se puedan aprobar varias leyes consideradas relevantes.

Entre algunos temas sobre los que los bloques políticos aún no tomaron definición es respecto de la ley para los contratos de las concesiones petroleras en la provincia. Cabe recordar que el gobernador Jorge Capitanich firmó el decreto 1884, a través del cual se autoriza al Ministerio de Infraestructura, Obras, Servicios Públicos y Medio Ambiente, a otorgar permisos de exploración y concesiones de explotación, almacenaje y transporte de los hidrocarburos que puedan existir en el territorio provincial, tema que deberá ser ratificado por la Legislatura.

En estudio también se encuentra la normativa enviada hace tiempo por el Poder Ejecutivo para la reforma del Poder Judicial. En este contexto en pocas semanas se debería abordar el proyecto para reformar la Constitución que garantice la permanencia del Insssep en la provincia.

Otro punto de preponderancia es la ley de paritarias, la que cuenta con despacho desde hace meses, pero viene siendo postergada. Cabe destacar que la iniciativa enviada por el gobierno y conocido como régimen de negociaciones colectivas tiene dos despacho de la comisión de Legislación de Trabajo, uno de ellos incorpora modificaciones al texto original con la finalidad de incorporar a los distintos sectores gremiales de la provincia a la discusión. Si bien todos coinciden con los fundamentos aportados por el gobierno, existen diferencias en cuanto a las condiciones dispuestas en la convocatoria. También se debe mencionar que el proyecto invita a adherir a la norma al Poder Legislativo, Judicial y a las municipalidades, para aplicar el mecanismo de negociación propuesto dentro de sus ámbitos de competencia.

Lo cierto es que existe una docena de temas fuertes que no tienen definición legislativa y que deben ser abordados antes de fin de año por la actual composición, por lo que se coincide en que deberán trabajar en consensos políticos. Desde el justicialismo señalaron que pretenden que los encuentros dentro del diálogo político sirvan para llegar a acuerdos y a conformar una agenda legislativa de transición antes de la renovación de la mitad del cuerpo a fin de año.

Comentá la nota