Aunque Tinelli lo banca, Russo depende de la Copa.

SAN LORENZO: EL técnico no seguiría si el equipo no pasa de ronda.
Es un secreto a voces; una realidad que todos- entiéndase dirigencia y grupo inversor- saben pero que nadie se anima a ventilar. En San Lorenzo la continuidad de Miguel Angel Russo está estrechamente ligada a la clasificación a la siguiente ronda de la Copa Libertadores, y el próximo partido ante Libertad de Paraguay puede ser bisagra.

El panorama no es el mejor. El equipo -repleto de figuras- perdió dos de los tres partidos que disputó en el Grupo 8 y ahora está obligado a ganar los tres cotejos que le quedan para no depender de resultados ajenos. Por ahora, el presidente Rafael Savino y Marcelo Tinelli respaldan públicamente al técnico, pero la mayoría del bloque oficialista está descontento con la manera de manejarse de Savino y mira de reojo la continuidad de Russo.

"Es obvio que uno quiere que San Lorenzo gane en todos lados por las condiciones del plantel que se armó, pero nunca hablamos de sacar a Russo", aseguró Tinelli en La Red. El conductor trató de descomprimir la situación y destacó que es un momento difícil, pero no dramático: "No imagino a San Lorenzo eliminado en la primera ronda. Acá se sale con el trabajo, la humildad y la unión de todos; y cuando digo unión no es que no la haya ahora, pero hay que reforzarla", aclaró.

Lo cierto es que, a pesar de que por las oficinas de Ideas del Sur se diga que "no hay plan b", por Olleros sí hay plan b para reemplazar al técnico mejor pago del fútbol argentino, que quizás decida irse solo si ve que no hay forma de revertir la situación futbolística.

Por otro lado, un importante dirigente le confió a Clarín que respaldan al técnico a pesar de que los resultados no se están dando, aunque también avisó: "La idea es respetarle el contrato, pero es obvio que si no pasamos de ronda en la Copa vamos a tener que replantear ciertas cosas". El dirigente también destacó: "Nosotros somos los primeros que queremos que Russo salga campeón del mundo".

Las aguas están casi divididas. Y si se dice casi, es porque todos coinciden que es necesario traer un reemplazante para Agustín Orion. Ambos bandos manejan públicamente dos alternativas: Federico Vilar y Mauricio Caranta. Con los dos esgrimen trabas contractuales: sobre Vilar dicen que primero debe resolver su situación con Atlante, mientras que con Caranta repiten que no van a pasar encima de Boca.

Les ofrecieron a Germán Lux y Marcelo Barovero. Sin embargo es Hilario Navarro el arquero que podría convertirse en nuevo refuerzo azulgrana en las próximas horas, a préstamo hasta junio y sin opción de compra. ¿No es un riesgo que San Lorenzo traiga un arquero que lleva un año sin competencia para que ataje ya? Pronto se verá.

Comentá la nota