Aunque con recaudos por la gripe A, unos 40 mil fieles llegaron hasta Itatí

Si bien las recomendaciones y directivas para prevenir contagios de la pandemia de la Influenza A H1N1, tanto por parte de autoridades civiles como eclesiásticas, hizo que el número de peregrinos no fuera el habitual para un 16 de Julio, aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen de Itatí, sin embargo fueron muchos los que llegaron hasta la localidad para venerar a la imagen, aunque con actividades distintas a las comunes.
Desafiando las prohibiciones para contener la propagación de la gripe pandémica, miles de fieles celebraron en Itatí el 109º aniversario de la Coronación Pontificia de la Virgen. Los festejos iniciaron de madrugada de ayer y continuaron hasta la noche con misas al aire libre, mientras el Gobierno dispuso medidas de emergencia para evitar eventuales contagios. El arzobispo, Andrés Satnovnik, quien presidió la misa central de las 11, felicitó a los fieles que no fueron hasta la Basílica en prevención por la gripe A.

Los peregrinos comenzaron a llegar a la localidad el martes pasado, día en que los hoteleros informaron que habían completado sus localidades hasta este jueves. Ya el miércoles a la mañana más de mil personas concurrieron a la primera misa, a las 8, que se ofició frente a la Basílica de Itatí, la mayoría peregrinos, informó momarandu.com.

La festividad abrió con fuegos artificiales a las cero hora de ayer para conmemorar el 109º aniversario de la Coronación Pontificia de la imagen de la Virgen de Itatí, ponderada el 16 de julio de 1900 por el Papa León XIII.

El 23 de abril de 1918 la Virgen de Itatí fue proclamada Patrona y Protectora de Corrientes y Misiones, algo que los peregrinos tienen particularmente presente durante las celebraciones de este año. La mayoría, al desoír los pedidos de la Iglesia y el Estado, dicen que "la Virgen los mantendrá a salvo" del virus y que sus promesas "deben cumplirse a pesar de correr riesgos".

Los primeros en objetar la solicitud del Arzobispado, que oficialmente postergó hace más de una semana las celebraciones para diciembre, fueron los promeseros de San Luis del Palmar, en parte a causa de intereses económicos que rodean el festejo, aunque luego se les sumaron congregaciones de otras partes de Corrientes.

En las misas también participaron devotos de otras provincias, algunos procedentes de Santa Cruz y Tierra del Fuego, como se observó a jinetes del Chaco pasear por las calles sobre los caballos con que acompañaron a los carros y carretas que partieron de San Luis del Palmar el lunes pasado.

El Ministerio de Salud sentó base en el hospital de Itatí con un operativo de emergencia porque luego de que el Arzobispado postergara las celebraciones la marcha decidida unilateralmente por algunos peregrinos de San Luis del Palmar tomó por sorpresa a las autoridades. Sin embargo, según dijeron fuentes oficiales, el número de peregrinos "es controlable".

Comentá la nota