Aunque está prohibido, hacen que los alumnos paguen por un guardia

En el corazón del centro sanjuanino, una de las escuelas más numerosas posee vigilancia privada en la puerta del establecimiento. Es un guardia que trabaja para una agencia de seguridad y que está apostado en la puerta de la escuela Paula Albarracín de Sarmiento.
Según los padres, los alumnos deben pagar 1 peso por mes cada uno para este servicio. Y desde Educación dijeron que está prohibido que las escuelas paguen por seguridad privada, ya que el mecanismo indicado es contratar adicionales en la Policía.

El guardia trabaja para la escuela durante toda la mañana y la siesta, que es el horario en que los chicos de la primaria asisten a clases. La versión de los padres y de los mismos alumnos es que los hacen pagar 1 peso por mes a cada uno. Pero no saben explicar si el mecanismo se instrumenta por la cooperadora escolar o mediante las mismas maestras. DIARIO DE CUYO intentó en varias oportunidades comunicarse con las autoridades de la escuela, pero no respondieron.

Desde Logística del Ministerio de Educación (área encargada de la seguridad en las escuelas), Efraín Martínez dijo que "nosotros no podemos contratar seguridad privada, eso no está permitido. Sí lo hacemos con adicionales de la Policía de la provincia". Y agregó que en la cartera no estaban al tanto del caso de la Paula de Sarmiento, y que se estaban enterando por este diario.

Comentá la nota