Aunque creció la oferta, la compra de inmuebles en venta no se disparó

Tras el impacto de la crisis financiera, aseguran que el sector se está "reacomodando". Sostienen que el valor de los inmuebles no ha variado demasiado en relación al 2008. La demanda sería superior a la de los primeros meses del 2009, pero aseguraron que continúa siendo "muy floja".
Comercialmente hablando, los primeros meses de este año no fueron beneficiosos para nadie. Con la caída de los commodities y la consecuente suba del dólar, la recesión no demoró en hacerse sentir y la venta de propiedades y automóviles quedó parcialmente congelada. Con el inicio del último cuatrimestre del año, los operadores inmobiliarios de Mar del Plata reconocieron que la venta de inmuebles se reanudó y que los alquileres fueron creciendo poco a poco, aunque advirtieron que se ha debido mantener los precios para incrementar la demanda y subrayaron que aún se percibe cierta reticencia por parte de los compradores y jóvenes que se convierten en inquilinos por primera vez.

A menos de 120 días de la temporada estival, las inmobiliarias perciben aún las consecuencias de la crisis financiera internacional, aunque reconocen que a aquellas que ya tienen un nombre y cierta antigüedad en la ciudad, les resulta más fácil atravesar el mal momento que a los operadores que se insertan en el mercado y carecen de una cartera de clientes y referidos.

De acuerdo con varias inmobiliarios consultadas por El Atlántico, la oferta de alquileres por 24 meses ha crecido considerablemente sobre la segunda mitad del 2009, en relación al primer semestre e incluso a los últimos meses del año anterior.

¿A qué se debe este fenómeno? Hay quienes aseguran que los compradores e inquilinos buscan concretar operaciones cuando la situación económica es menos desfavorable o al menos cuando se percibe una leve recuperación tras la opresión de una crisis. En el arranque del 2009 las bolsas se derrumbaron, el dólar trepó a 3.80 y las ventas se paralizaron. Durante los últimos dos meses –si bien los sueldos no subieron considerablemente-, el temor por el impacto de la crisis habría disminuido, y el nivel en las compras crece paulatinamente.

Naturalmente la perspectiva de cada inmobiliaria varía según la zona y los barrios de Mar del Plata, aunque en términos generales, sus propietarios dejaron entrever denominadores comunes en cuanto al nivel en las ventas, la demanda y oferta de alquileres, y la variabilidad en los precios de los inmuebles, tanto en casas como en departamentos.

Leve incremento de alquileres por 24 meses

Es la opción más buscada por familias constituidas y matrimonios jóvenes, ya que cientos de estudiantes que se instalan en Mar del Plata para cursar una carrera terciaria o universitaria, anhelan firmar contratos más cortos que les permita residir en la ciudad durante los nueve meses del ciclo lectivo.

Al respecto, desde "Pluchino propiedades", explicaron que en esta segunda etapa del año "ha crecido la oferta de alquileres", aunque "muchos evalúan primero el gasto de los encargados y las expensas". "En un ambiente a partir de los 700 y 900 pesos se encuentran departamentos; ya de dos ambientes están por encima de los 1000 pesos", detalló Maximiliano.

"Los alquileres se van un poco acomodando a la gente, pero la idea es que le sirva a los dos (inquilino y propietario), porque la verdad es que sabemos que es bastante complicado llegar a juntar un alquiler de 1000 pesos", explicó el representante de "Pluchino propiedades" al tiempo que aclaró que "se frenó un poco el tema de los alquileres porque tenés el mes de adelanto, el mes de depósito, el de comisión, la garantía… y se hace un valor que no cualquiera puede llegar a tener".

Asimismo, según describió Roberto de "Tizzani propiedades", la primera parte del año "estuvo bastante floja" en todo sentido. "Ahora repuntó, pero en lo que va del 2009, el balance no es muy positivo", consideró.

"En alquileres hay demanda dentro de todo, y los precios en algunos casos se han mantenido y en otros han subido pero no más de un 10%. En general se han conservado igual al año pasado, aunque mucho depende de la zona", dijo Roberto, quien finalmente admitió que "hay muchas consultas en esta parte del año, sobre todo por alquileres por 24 meses para departamentos de un ambiente, por los cuales hoy se pide cerca de 800 pesos, a pesar de que la gente anda buscando en 600 o 700; después si hablamos de dos ambientes los valores oscilan entre 1100 y 1200 pesos, pero la gente no quiere pagar más de 900 y eso también nos complica a nosotros".

Desde "Gonet propiedades", su titular Oscar reconoció que "hay mucho ofrecimiento de alquileres por 24 meses", aunque destacó que los valores a veces son "pesados" y eso dificulta la tarea del posible inquilino.

"Los precios son similares a los del año anterior, pero a veces pasa que la calidad del inquilino no reúne las condiciones para tener un alquiler, pero eso depende mucho de las exigencias que uno le pide", destacó Oscar y aclaró que "la demanda en esta parte del año viene similar a la del primer semestre, aunque con alguna leve mejoría".

"Finalizando el invierno siempre hay más concreciones ya que la gente se viene a instalar a Mar del Plata y hay más interesados en alquilar por 24 meses", completó.

Las ventas van reacomodándose

A la hora de adquirir una propiedad, la difícil situación económica y el elevado precio del dólar resultan ser los principales enemigos del posible comprador. La oferta existe. Disminuye o se incrementa intermitentemente.

Después de los meses más duros por el impacto de la crisis financiera, los operadores inmobiliarios locales perciben un lento incremento en el número de inmuebles vendidos, aunque admiten que "siguen muy flojas" las ventas, debido a la inevitable comparación con años anteriores donde la ciudad crecía considerablemente a escasos meses del comienzo de una nueva temporada de verano.

En ese sentido, Mabel, de "Crespo propiedades", explicó que "mucha venta no hay en esta época, pero al menos la situación es menos crítica que en la primera parte del año".

Desde "Gonet propiedad" consideraron que "pareciera que hay un leve repunte en las ventas de departamentos" y un incremento en el número de consultas. "Hemos concretado más que en los meses de marzo, abril y mayo, que fueron bastante flojos, malos en realidad", argumentaron.

"Notamos que hay una mejoría, pero todavía seguimos muy lejos de los porcentajes registrados años atrás. Estamos repuntando", admitió el titular de la inmobiliaria al tiempo que señaló que "los precios se mantuvieron del año pasado para este" a pesar de la situación económica.

"La propiedad ha mantenido sus valores, aunque el comprador obviamente muchas veces quiere pagar menos de lo que está dado que está todo un poco frenado, pero en sí los precios se conservan y se están manejando bastante bien", insistió.

Por su parte, desde "Tizzani propiedades" dijeron que si bien durante el primer semestre se registró un escaso nivel en la actividad, actualmente las ventas están "reacomodándose", pero sin embargo, por el momento no superarían los 6 puntos, valor que les da respiro a los operadores pero que de ninguna manera logra satisfacerlos.

"Es un proceso lento, pero en lo que es venta de departamentos ha repuntado un poco y los precios se han mantenido igual, y otros han bajado, acomodándose al bolsillo de la gente. Cuando con el conflicto del campo el dólar llegó a 3 pesos, los departamentos tendieron a subir, pero cuando se fue a 3.20 y después a 3.60, 3.80, los departamentos volvieron a bajar y muchos continúan bajando por necesidad de venta", añadió Roberto, su titular.

El representante de "Pluchino propiedades" explicó que las ventas "se frenaron" en relación al año anterior. En este caso aseguró que "se vendió casi un 40% menos", aunque aclaró que "mucho influye en cada negocio la cantidad de años de antigüedad que se tienen en el mercado para sobrellevar la situación, ya que a los más nuevos puede resultarles más difícil".

"Los precios de las propiedades entre el 2008 y el 2009 se mantuvieron bastante firmes aunque sí se movieron en la negociación. Igual varía en lo que es departamentos y casas. En casas algunos precios bajaron, pero no demasiado, es cuestión de la necesidad de venta que tiene el propietario", concluyó.

El impacto de la crisis

El temor ante las repentinas consecuencias del estallido de la crisis en Wall Street, se sintió en varios rincones del mundo. El plan anticrisis anunciado por el Ejecutivo nacional no logró la aceptación esperada y el Plan Hipotecario para adquirir una vivienda resultó una posibilidad lejana para miles de personas que añoraban comprar un inmueble.

De acuerdo con los operadores inmobiliarios locales consultados, sin lugar a dudas el impacto de la crisis financiera internacional se sintió con fuerza en el sector. Se frenaron considerablemente las ventas, mermaron las consultas y en algunos casos no se renovaron contratos.

No obstante, las perspectivas al respecto varían individual y comercialmente y para muchos, el temor a las consecuencias pudo más que el impacto en sí mismo de la crisis.

Desde "Pluchino propiedades" consideraron que más allá de la crisis internacional, "lo que influyó mucho fue la crisis doméstica, con un INDEC que dice una cosa y la realidad es otra y una inflación no del todo certera. La gente duda, tiene miedo de invertir, de comprar. Uno escucha tantas cosas que tiende a ser precavido y muy cuidadoso con el dinero".

"Cuando estalló la crisis en Estados Unidos, se sintió en todos lados, incluso nosotros la sentimos. Hubo escepticismo, pero en realidad creo que fueron otras las cuestiones. Acá los contratos son diferentes a los de Estados Unidos, tienen otro sistema con créditos a 50 años… es diferente. Acá con un crédito, algunos ahorros, un auto o lo que sea, llegás a comprar un inmueble, y eso va más allá de la crisis. Fueron más los problemas domésticos que el efecto de la crisis", subrayaron.

Según "Crespo propiedades", "la crisis influyó muchísimo", y las consecuencias se perciben hasta el día de hoy con un mercado al que le cuesta reactivarse.

"El impacto fue fuerte y produjo que el año sea flojo, cuando ya veníamos de un año también muy tranquilo como fue el 2008. Esperemos que la temporada sea buena, que estos meses levante un poco la actividad y que el año próximo venga mejor", completaron desde "Tizzani propiedades".

Comentá la nota