Aunque la comuna, avanza en las obras, los baches, se multiplican "como hongos"

Los trabajos pomposamente anunciados por la Municipalidad de Formosa como iniciados han quedado sin ejecución en docenas de puntos en la ciudad, provocando el malestar generalizado de vecinos como de los que habitualmente transitan por la zona.
El pavimento presenta en muchos lugares un serio deterioro y profundos desniveles disimulados por las aguas acumuladas en la esquina por la falta de limpieza de bocas de tormenta, algo que también consiste en una deuda para con ese sector de la ciudad.

Vecinos se mostraron disgustados con el proceder de la comuna capitalina, ya que indicaron que los trabajos están pero no son suficiente, y que lo "que hicieron, ahora viene a dificultar aun más la transitabilidad del lugar", expresaron ofuscados algunos vecinos consultados por El Comercial.

En el caso de la intersección mencionada, lo único que pudo apreciarse ayer por la mañana fue un pequeño cartel de la Municipalidad, indicando la realización de tareas que no se están llevando a cabo.

Deterioro

Al ver el tremendo deterioro en diferentes lugares de la ciudad, como el caso de un inmenso pozo en la junta dilatadora que hoy hay sobre la colectora de la avenida Juan Domingo Perón, ingresando hacia la capilla de la Virgen de Caacupé, que ocupa más de 20 cm de la calzada, a lo largo de una de las manos, algunos vehículos maniobran peligrosamente, o bien se mueven marcha atrás para evitar la parte más dañada, lo que a todas luces genera no sólo inconvenientes a propios y extraños, sino también representa un potencial riesgo en la vía pública.

A pocos metros, otro obstáculo

Aquellos que penosamente logran sobrepasar este problema para continuar su camino, antes de salir de la colectora ya toman contacto con otro inconveniente, esta vez más extendido sobre la calle.

Es el caso de la intersección antes de la salida hacia la Av. Italia, donde pese a que los trabajos hechos son más avanzados, también presenta abandono, ya que tampoco pudieron observarse operarios en plena tarea.

Como en la situación anterior, pero de una manera más abarcativa, lo hecho bien vale la intención, aunque detenidos los trabajos, los montículos de arena, tierra, escombros, y la siempre presente agua estancada, delimitan un entorno difícil de trasponer por los usuarios de la vía pública.

Comentá la nota