Aunque caen los subsidios al transporte, no subiría el boleto

La ayuda que reciben las empresas desde la Nación viene en caída hace varios meses, para todas las líneas del país.
Las empresas urbanas de transporte de pasajeros de Salta recibirán el 4,5% menos de subsidio al combustible asignado por la Nación cuando cierre noviembre y la caída para las interurbanas será de un 30%. El agujero financiero que la situación está provocando a nivel provincial será planteado en el Consejo Federal de Transporte, porque aunque aún no se habla de una suba del boleto para cubrir los costos, se sabe que los empresarios guardan el pedido bajo la manga ante los rumores que indican que las cosas se pondrán peor. La merma de la ayuda económica afecta a las compañías del transporte público del país, en porcentajes iguales. La explicación oficial: los cupos se achican por el ingreso de nuevas líneas al sistema y porque la recaudación bajó en muchas provincias. También hay que mencionar que el Gobierno nacional dispuso una reducción de partidas al transporte público por casi $1.600 millones, además de otras asignaciones presupuestarias, para reforzar el gasto social.

El jefe del Programa de Transporte de la Provincia, Gustavo López, dijo a El Tribuno que la ayuda está resentida desde hace unos meses y que por ahora no hay indicios de que la situación vaya a cambiar.

Las urbanas recibirán el 4,5% menos por gasoil y las interurbanas un 30% menos por ese mismo concepto.

Esto no es nuevo, aunque para el transporte urbano la caída pasó de un 3% al 4,5% de este mes. Para las interurbanas, el porcentaje se mantiene en un 30%. No conocemos las sorpresas para diciembre", comentó el funcionario, quien asistirá a la reunión que el miércoles 9 de diciembre se hará en Buenos Aires. Los representantes de las provincias esperan la participación de funcionarios nacionales para aclarar el tema porque "son muchos los rumores sobre que los subsidios seguirán bajando. Queremos la voz oficial".

Sobre los subsidios distribuidos a través del Sistema Integrado de Transporte Automotor, tampoco hay buenas noticias porque también presenta altibajos.

En este caso, la ayuda está atada a la recaudación de cada empresa y a la cantidad de pasajeros transportados por mes: de esa fórmula, la Nación asigna el subsidio para cada una. Para recibirlo no se deben superar los 60 kilómetros de recorrido, por lo que ninguna de las nueve líneas interurbanas que hay en Salta tiene esa cobertura.

A las ocho empresas que prestan el servicio urbano en la capital provincial, se suman una en Rosario de la Frontera, dos en Orán, dos en Tartagal, una en Embarcación y una en Colonia Santa Rosa.

"Los subsidios en plata tienen altibajos, pero no se registró una merma sustancial. El problema es que hubo aumentos de sueldo para los choferes que iban a ser cubiertos con fondos de la Nación, pero hasta el momento no sé si el sector podrá contar con esa ayuda", agregó López.

"La merma es igual en todo el país, las explicaciones que recibimos es que se van incorporando nuevas empresas y no se incrementa el cupo en la misma proporción. La Nación además considera que las interurbanas no necesitan tanta colaboración porque las tarifas están más liberadas", indicó.

Las tarifas

López negó que SAETA estudie la posibilidad de subir el boleto en la capital provincial.

Sobre los precios que cobran las interurbanas, la Nación estaría estudiando un aumento de un 10%.

"A nivel provincial estamos enganchados con la Nación. Es decir que si la Nación aumenta tarifas, también se hace en la provincia, en los mismos porcentajes, en el sector interurbano", especificó López.

Comentá la nota