Aumentos de sueldos estatales serían anuales

La discusión por los incrementos salariales comenzará a despuntar en días, y habría cambios de estrategias.

En lo que representaría una nueva manera de negociar los incrementos de sueldos de los trabajadores del Estado provincial, el gobierno maneja la idea de negociar los aumentos de manera anual, y ya no más trimestral o cuatrimestral, como consta en las actas firmadas entre la Casa de las Tejas y los sindicatos.

No obstante el tema despierta menos polémica que el 12% previsto para todo 2009, tal como figura en el Presupuesto, y los límites puestos por el gobierno y remarcados por el gobernador Juan Schiaretti, de que los incrementos deberán moverse en una banda fijada por la recaudación provincial y los índices inflacionarios.

Desde la Uepc partieron varias quejas en el sentido de que la discusión para 2009 debería partir de un 20%, un porcentaje que ven más realista que el 12%, mientras que los docentes comienzan a “calentar motores” para un inicio de clases conflictivo, luego de haber terminado 2008 sujetados por la conciliación obligatoria.

Domingo Ovando, de la Unión de Personal Superior, admitió por su parte que no tendría problemas “en discutir” el tema, pero se mostró preocupado por el hecho de que las decisiones deberían “salir de una discusión y un consenso, y no por imposiciones”.

Al igual que los directivos de la Uepc consideró que el 12% de aumento anual es una cifra “ínfima y suena irracional al oído de nuestros afiliados”, en tanto que Ovando tampoco quiere someterse al corset de la recaudación provincial.

El receso de verano obligó a varios gremios, como es el caso del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) a no tomar alguna determinación, aunque la Mesa Directiva aguarda el regreso de su titular, José Pihen, para diseñar una estrategia.

Desde el entorno de Ricardo Sosa, el secretario General de la Gobernación, y quien negocia con los gremios, se estima que recién en febrero podrán estar dándose las primeras reuniones con los gremios de estatales, conversaciones que podrían estirarse a marzo.

Mientras tanto, los sindicalistas preparan una artillería para sostener su pedido de incremento salarial, basado en el aumento de servicios, el revalúo inmobiliario municipal, y las tasas, como así también en el incremento de la canasta familiar registrado en los supermercados.

En este contexto, la mayoría de los gremios estatales, aunados en la lucha contra la emergencia previsional el año pasado, buscarán adaptar la metodología de protesta a formas menos repudiadas por la opinión pública y los trabajadores del sector privado.

En este sentido consideran como demasiado “duro” el modo con que el Sindicato Unico de Obreros y Empleados Municipales (Suoem), y de Luz y Fuerza, ya que las medidas de fuerza resienten el servicio, perjudican al usuario que va a pagar sus impuestos, y hace caer la recaudación.

Afirman, en este sentido, que tanto Rubén Daniele del Suoem, como Juan Leyría de Luz y Fuerza, continuarán con esta fórmula de protesta que les dio buenos frutos entre los afiliados (ya que ostentan los sueldos mejores de la administración pública), aunque también les granjeó la antipatía del resto de la sociedad.

Así, entre “halcones” y “palomas” ya los gremios estatales comenzaron a diseñar las estrategias que llevarán en breve (el Suoem negocia con la Municipalidad) cuando el gobierno provincial convoque para la apertura de la Mesa del Diálogo.

Comentá la nota