Los aumentos para todo el año llegarían al 20%

El año que viene, los precios de los combustibles líquidos tendrán fuertes aumentos en un nivel que, según se estima, estará por encima de la inflación. En algunas empresas no descartan que la suba acumulada supere el 20%.
Si bien las petroleras suelen declarar que "no son formadoras de precios" sino "seguidoras" del mercado, lo cierto es que siempre hay una que tira la primera piedra y el resto termina acompañando.

La semana pasada, se registraron aumentos que llegaron al 3% en algunas estaciones del conurbano bonaerense y del interior del país de Esso, Petrobras y Shell. En una movida, que seguiría con nuevos ajustes antes de fin de año. En adelante, Shell, tiene previsto aumentar los precios paulatinamente hasta llegar a un 6% hacia marzo. La razón es el incremento en el precio del petróleo crudo que, a su vez, las petroleras que sólo refinan y no producen, como Shell y Esso, acordaron pagar a sus proveedoras. Es decir que, en forma gradual, esa materia prima irá de los actuales 42 dólares a 46 en los próximos tres meses. Claro que, de marzo a diciembre aún queda un largo camino por recorrer.

Hace pocos días, en una reunión ante 50 expendedores, un directivo de YPF confió que los cálculos de la petrolera para el 2010 giraban en torno a un crecimiento de la demanda del 5%, una inflación del 15% y una suba de los precios de los combustibles del 20%. Además del incremento en la materia prima para las petroleras que no son productoras, el impacto en los precios de las naftas y el gasoil obedecerá -básicamente- a otros dos factores. Uno de ellos es la evolución de la curva inflacionaria, que en los cálculos más conservadores no baja del 15% anual. El otro factor es que a partir del 1° de enero, según una resolución del Gobierno, las naftas deberán incorporar un 5% de bioetanol, un componente "amigable" con el medio ambiente. Y el gasoil, tendrá un porcentaje similar de biodiesel, un combustible que se elabora a partir de las oleaginosas.

El impacto que podrían tener estos agregados no está claro. Algunas versiones indican que no debería encarecer las naftas porque su costo es "neutro". Según la secretaría de Energía, el costo actual del bioetanol es de $2,491, el mismo que tiene la nafta a la salida de la refinería. Pero hay otras estimaciones: el Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán, la provincia que va a liderar la provisión del bioetanol, estimó que las naftas se podrían encarecer en hasta cinco centavos. En tanto, desde la petroleras estiman que la incidencia rondaría entre 3 y el 4% sobre el precio por litro. Aunque aseguran: "hasta que el Gobierno no defina cuál va a ser el componente impositivo del bioetanol y del biodiesel, no podemos estimar el impacto en los precios". Otro rumor que manejan los expendedores es que las naftas subirán un 14% y el gasoil un 7% en el año. Para Manuel García, titular de la Asociación de Estaciones Independientes (AESI), la escalada es inevitable "si no se toman medidas para favorecer la producción". Además, las petroleras tienen el guiño del Gobierno para aumentar porque necesita recaudar", opinó. En tanto, Raúl Castellano, titular de CECHA agregó respecto del 2010: "sólo sabemos que serán ajustes pequeños y acumulativos. Y que, "en los próximos 3 o 4 meses se tendrá una noción mejor de la tendencia".

Comentá la nota