Los aumentos de la luz llegarán a la Defensoría.

Desde las 8 de la mañana el Municipio recibirá las copias de los usuarios de energía que deseen elevar su queja a los organismos de control.
El anuncio efectuado por el Dr. Facundo Vellón en la mañana de ayer, fue un bálsamo para el oído de los miles de socios de la Coopser que recibieron sus facturas con aumento.

Pese al hermetismo que la entidad mantiene con respecto a las quejas y preguntas de los socios, se estima que poco más del uno por ciento consume más de 500 kw de energía por mes. Al menos así lo expresó el Presidente del Consejo de Administración de la Coopser, Emilio Longueira, tratando de minimizar el impacto que la cuota de capitalización brindará como aire fresco a la entidad y el cobro de impuesto sporcentuales a las arcas del gobierno nacional y provincial, que obligan a cada usuario a entregar su dinero de manera indirecta y sin contraprestación alguna.

En su presentación el Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, activó el gatillo contra las resoluciones de los aumentos otorgados a las generadoras considerando que el cobro de impuestos sobre las tarifas era claramente una violación a los derechos ciudadanos.

Mientras esa cuestión se dirime, las provincias y las ciudades que dependen de cooperativas quedaron a la deriva. La semana pasada uno de los directores del organismo, aconsejó a los sampedrinos, enviar a la Defensoría, copias de sus facturas para extender el alcance de los reclamos. El funcionario además fustigó severamente los mecanismos que suelen utilizar estas entidades que nacieron con un fin solidario, para saquear los bolsillos de sus socios.

El trámite individual resulta siempre complicado, pero todos tienen derecho a “pagar bajo protesto” y esto es lo que están haciendo muchos usuarios.

Mesa de reclamos

En el Concejo Deliberante, las vacaciones parecen haber afectado el razonamiento de los ediles. Han olvidado que fueron ellos los que redactaron las Ordenanzas de concesión de uno de los servicios públicos esenciales. No solo ellos fueron negligentes, también el Departamento Ejecutivo, “olvidó” entre otras cosas que la norma establece que un representante del HCD y uno del Ejecutivo deben participar de las reuniones del Consejo de Administración de la entidad.

Allí no terminan las negligencias. Ante la consulta individual, reconocieron no solo no haber leído la ordenanza sino que tampoco habían investigado la resolución que en el 2005 estableció multas siderales para quienes no cumplan con el Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE).

En definitiva y por orden del Intendente, se habilitó en el edificio municipal una oficina para que todos los ciudadanos acudan con la copia de sus tres últimas facturas para demostrar que los aumentos han superado cualquier posibilidad de subsistencia o pago, incluso en aquellos sectores a los que se dice proteger permitiendo conexiones múltiples a un medidor.

En cuanto a las instrucciones, quienes deseen llevar su queja y su voluntad de dar por tierra con la medida, deberán ir con su Documento a partir de las ocho de la mañana a la Municipalidad. Vellón no solo se comprometió a enviar las copias a Mondino, sino que ampliará el horizonte hacia todos los organismos de control.

Comentá la nota