Aumentos de hasta 30% en el precio de la carne en Salta

Enero se despidió con un alza en los cortes vacunos. Desde diciembre, el incremento acumulado llega al 40%.

Comer el clásico asado familiar de los domingos en un camping o en casa es una inagotable tentación, sobre todo en verano. Estas últimas semanas, concretar esos planes implica un gran esfuerzo económico. Pero no sólo se trata de pretensiones dominicales, los aumentos de la carne afectan la mesa diaria.

Para despedir enero, las góndolas de los supermercados y carnicerías de la capital salteña mostraron nuevos precios en todos los cortes vacunos. La nueva suba ronda entre un 20 y un 30%. En las fiestas de fin de año, la costilla se conseguía a entre $18 y $19 y ahora se necesitan entre $21 y $24 para comprarla. La cuadrada también escaló $4 o $5 más y el matambre pasó de valer $17 a $21.

Se estima que en 2010 caerá el consumo en el país. Cada argentino consume un promedio de 70 kilos anuales.

Cabe recordar que a fines de diciembre, los cortes habían acumulado un aumento superior a un 20%. Es decir que en 30 días los precios treparon por lo menos un 40%.

Se estima que un argentino consume 70 kilos de carne vacuna por año. Si se toma el precio de la cuadrada ($24) el gasto anual per cápita llega a $1.680. En 2010, un sueldo mensual promedio y unos pesos más estarán destinados a comprar carne.

La reacción de la gente

Ayer, en los supermercados había largas colas y la espera demandaba varios minutos frente al mostrador. La reacción de la gente era evidente: "¡Es impresionante cómo subió la carne!" fue la frase que repetían las personas. Las palabras acompañaban a preocupados rostros. Y es que se trata del principal alimento de la canasta familiar.

En las góndolas que ya tienen un corte pesado y envasado, los clientes sacaban y volvían a dejar las bandejas. Miraban, sumaban y comparaban. En un supermercado céntrico un grupo de mujeres conversaba y renegaba por los altos números impresos en la etiqueta de cada bandeja.

Un camping con menos carne

La temperatura de ayer invitaba a una jornada al aire libre cerca de una pileta o río. El aroma a asado completaba tal postal.

En el balneario Carlos Xamena, Diego Guzmán limpiaba una parrilla para preparar la comida favorita de los argentinos. Dijo que había gastado cerca de $60 y tan sólo compró 2 kilos de costilla, un kilo de vacío y unos cuantos chorizos.

En otro sector del camping, la familia Rocha le comentó a El Tribuno

que optó por pollo, ya que "la carne de vaca está por las nubes".

¿Baja el consumo?

Días atrás, el presidente de la Cámara Argentina de la Carne, Miguel Schiaritti, pronosticó que a raíz de estos nuevos precios el consumo per cápita anual en el país bajará por lo menos 20 kilos.

Schiaritti justificó la suba y cargó contra el Gobierno nacional. Argumentó que es consecuencia "del fracaso de las políticas del secretario de Comercio, Guillermo Moreno".

Con los nuevos aumentos de precios, este verano la suba alcanza el 40%.

Comentá la nota