No hay aumentos y cada vez es más caro vivir en Entre Ríos

Con una suba en un año de casi el 15 %, el costo de la canasta básica para una familia tipo en Paraná se ubica ya en 1636,59 pesos, un 34 % por encima del salario de bolsillo que percibe un empleado del escalafón general de la Provincia, casi un 10% más de lo que cobra un maestro de grado sin antigüedad. Cifras similares son las que se manejan en Concepción del Uruguay.
Según informa los colegas de El Diario, la escalada de aumentos en el costo de la canasta básica que mide la Dirección de Estadística y Censos de Entre Ríos en la capital provincial viene acentuándose en los últimos doce meses, aunque trepó con más fuerza en los últimos de los cuales ya se conoce la medición oficial.

En octubre pasado había registrado una suba del 2,91% respecto a septiembre, al subir de 1.570,26 a 1.615,98 pesos, y en noviembre, siguió con esa tendencia, al aumentar un 1,28 %, y llegar a los 1.636,59 pesos. Sólo que en el último mes el aumento fue diez veces mayor que en noviembre de 2008, cuando apenas había aumentado un 0,11%. En un año, el incremento registrado fue del 14,93%.

El costo de los alimentos lidera el ranking de las subas, con un aumento en un año del 14,29 %, superior al aumento que en ese mismo período registró el índice autoponderado de precios, que releva en forma mensual la Dirección de Estadística y Censos, que en noviembre último marcó un incremento del 12,63%.

Y, se sabe, los alimentos forman un insumo básico en la conformación de la canasta básica para una familia tipo. Así se desprende de los resultados de la encuesta sobre el gasto de los hogares, el último sondeo se llevó adelante entre 2004 y 2005, que sirve para la elaboración de la canasta básica. Ese sondeo da cuenta que el 60 % del gasto se destina a alimentos y bebidas; transporte y comunicaciones; y combustible, agua y electricidad.

Comentá la nota