El aumento en la tarifa de luz no tendría efectiva incidencia en Azul.

El Presidente del Consejo de Administración de la CEAL destacó que la suba, impulsada por el Gobierno bonaerense, alcanzaría a los hogares, comercios e industrias que consumen más de 1.000 kilovatios por bimestre. Señaló, entre otras cosas, que prácticamente no existen consumos superiores a esa cifra en esta ciudad. "Lo que se está tratando de hacer es, en cierta forma, compensar los atrasos tarifarios que ha habido desde 2001 hasta la fecha por la progresiva eliminación de subsidios", dijo.
Los usuarios del servicio de electricidad prestado por las empresas EDEN, EDES, EDEA y 200 cooperativas del interior bonaerense, entre las que se encuentra la de Azul, recibirían desde el próximo mes un aumento tarifario. La suba alcanzará a los hogares, comercios e industrias que consumen más de 1.000 kilovatios por bimestre.

Se trataría de la readecuación tarifaria que autorizó el año pasado el Gobierno nacional cuando dio por finalizado en forma parcial el esquema de subsidios otorgado a las empresas del sector eléctrico desde hace más de cinco años.

Estos aumentos son los mismos que rigen actualmente en Capital Federal, La Plata y el conurbano bonaerense.

Consultado ayer sobre este tema, Roberto Rusciolelli, presidente del Consejo de Administración de la CEAL, destacó que la medida no tendría mayor incidencia en la ciudad ya que el consumo domiciliario superior a los 1.000 kilovatios prácticamente no existe en Azul.

Además se refirió a la posible eliminación del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE), situación que está siendo analizada por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

"De convalidarse este aumento en la provincia la Cooperativa de Azul no será la excepción", comentó Rusciolelli.

Asimismo destacó que "se está hablando de que la provincia está subiendo el mínimo de kilovatios que implementó la nación con lo cual de aplicarse por encima de los 1000 kilovatios, según la información que se está manejando, no tendría incidencia en el contexto de la ciudad, porque el consumo domiciliario que sobrepasa esa cifra prácticamente no existe".

Por otro lado, Rusciolelli dejó en claro que el posible aumento no tendría mayor impacto en esta ciudad.

"Lo que se está tratando de hacer es, en cierta forma, compensar los atrasos tarifarios que ha habido desde 2001 hasta la fecha por la progresiva eliminación de subsidios. Entonces se está recargando a aquellos consumos que son realmente importantes", dijo.

El presidente del Consejo de Administración de la CEAL señaló que "lo que puede llegar a ser importante es el análisis que está haciendo la provincia, a través de la Dirección Provincial de Energía, sobre la posible eliminación del Programa de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE), que significa un recargo no solamente para el sector domiciliario sino también para el comercio y la industria".

De llevarse a cabo la eliminación del PUREE, "se estaría dejando de lado un factor de encarecimiento que pesaba todos los años sobre los consumos",

aseguró Rusciolelli.

En otro tramo de la entrevista, Rusciolelli repitió que "aquí le medida no tendrá mayor incidencia".

Ante la consulta sobre cuándo se hará efectivo el aumento, el presidente del Consejo de Administración de la CEAL subrayó que "no está clara la fecha que se está manejando, ya que la provincia todavía no lo ha resuelto".

"Se está hablando de consumos de consumos superiores a los 1000 kilovatios, con lo cual se supone que aquel que consume más de esa cifra es porque tiene la capacidad adquisitiva y un poder de pago importante", afirmó.

Rusciolelli, finalmente transmitió "un mensaje de tranquilidad a la comunidad de Azul" diciendo que "este aumento que está programado no tendría efectiva incidencia".

Roberto Rusciolelli, presidente del Consejo de Administración de la CEAL, señaló que el posible aumento en la tarifa de la luz, no tendría mayor incidencia en Azul.

Comentá la nota