Aumento salarial. Los municipales detenidos fueron imputados por delito

Son tres integrantes del sindicato y tres trabajadores Procala. El titular del Soem, Carlos Del Giorno, advirtió que fueron imputados por el delito de Atentado y Resistencia a la Autoridad.
La decisión de acusarlos penalmente es un fuerte mensaje del gobierno para frenar las protestas violentas. Los gremios disidentes volverán a la calle martes y jueves próximo en rechazo al aumento salarial otorgado.

El titular del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem), Carlos Del Giorno, advirtió que los seis detenidos durante la marcha de protesta realizada el jueves por los gremios disidentes, fueron imputados por el delito de atentado y resistencia a la autoridad. En un primer momento, se había dicho que los habían detenido bajo una figura contravencional y que para recuperar la libertad debían pagar multa. Ahora, la situación cambia y necesitan de un abogado para salir de la Alcaidía.

La decisión de acusar penalmente a tres integrantes del sindicato que se desplazaban en una combi y en una ambulancia del gremio acompañando a la marcha que protestó frente a Casa de Gobierno y la Legislatura, y a tres trabajadores Procala que además serían integrantes de la patota Los Sogueros, es un fuerte mensaje del gobierno para frenar las protestas violentas.

Durante la movilización del jueves se generaron disturbios cuando los manifestantes arrojaron objetos contundentes contra el anexo de la Legislatura situado por calle Copiapó, donde se rompieron algunos vidrios y fueron lesionados un polícía y una ordenanza de la Cámara.

Mientras tanto, los gremios disidentes confirmaron que volverán a la calle martes y jueves próximo en rechazo al aumento salarial otorgado. Al respecto, Del Giorno criticó a los intendentes de toda la provincia porque consideró que ‘son delegados’ del gobierno y fustigó a los sindicalistas Carlos Euliarte (ATP) y Nicolás Achín De la Fuente (ATSA) porque ‘manejan la economía’ cuando se reúnen con el gobernador Luis Beder Herrera y aceptan el aumento salarial otorgado por el gobierno.

El gobierno anunció la semana pasada un aumento para que el sueldo mínimo de bolsillo llegue a 1.420 pesos, pero los sindicatos disidentes reclaman 2.000 y un incremento sobre el básico.

Comentá la nota