YPF aumentó 4% el precio de sus naftas y gasoil

YPF aumentó 4% el precio de sus naftas y gasoil
El alza promedio cubre el litro de súper, que subió un 6%, la Fangio, que aumentó en 0,46% y el diesel que trepó un 4,2%.
Ayer en horas de la mañana el malestar entre los clientes de las estaciones YPF era visible. Es que por sorpresa empezó a regir en Mendoza el aumento del 4% promedio en el precio de las naftas y gasoil de la petrolera.

La que registra el alza de precios más significativa, del 6%, es el litro de la súper que de costar $ 3,06 el litro ahora su precio es de $ 3,24. Le sigue el aumento registrado en el gasoil, que de costar $ 2,30 saltó a los actuales $ 2,40 (con un 4,2% de aumento) y finalmente la Fangio que en promedio registró un aumento del 0,46%, de $ 3,64 a los actuales $ 3,65 el litro.

Desde la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines (Amena) informaron que el alza de los precios en las naftas y gasoil de Repsol YPF obedece a un reacomodamiento de precios antes que a un alza en sí misma.

"Este ajuste de precios por parte de la petrolera es producto de una acercamiento de precios que tiene YPF frente a Petrobras, Shell y Esso. Sin duda y más allá de éste reacomodamiento, los precios de las naftas y gasoil de YPF sigue siendo en promedio un 15% más barato que las otras marcas", señaló Alejandro Jaliff, de Amena.

El impacto de la suba, no es menor en Mendoza, ya que de las actuales 270 estaciones de servicio, un 80% responden a la bandera YPF.

Y mucho más teniendo en cuenta que contando ésta última suba, el precio de la nafta en estaciones de servicio ha subido más de 40% y el valor del gasoil trepó un 21% en el último año. Así llenar el tanque de un auto naftero cuesta entre $ 43 y $ 46 más que en marzo del año pasado. Y si el vehículo es impulsado con gasoil el aumento equivale a $ 21.

Para los usuarios, en tanto, este goteo incesante de aumentos de precio en los combustible no deja de causar malestar y desasosiego.

"Soy proveedor en el sector de la construcción y mi camioneta no es un lujo, sino una herramienta que me permite transportar los materiales pesados. Este aumento sólo hace disparar mis gastos que ya han aumentado más del 100% en los últimos meses", indicó Mauricio Guzmán.

En sintonía con él, para Amalia Jofré, docente jubilada, el incremento en los precios de naftas y gasoil en YPF sólo hizo aumentar su frustración hacia su salario. "Acá todos aumentan, quisiera saber ¿cuándo tendremos los usuarios los mismos aumentos en relación a nuestro sueldo y jubilaciones?", reclamó la usuaria.

Según la opinión del empresario Octavio Dascanio, de Petrobras, no son los dueños de las estaciones de servicio los que fijan las subas en los precios de los combustibles, sino las mismas petroleras.

"Nosotros somos notificados solamente pero no somos formadores de precios", aclaró Dascanio, para quien, en su visión de empresario, el proceso de reacomodamiento de precios en los combustibles de YPF se ha producido desde el 2006 hasta el presente.

"Anteriormente, esto es desde el 2002 hasta el 2006, los precios de los combustibles se mantuvieron congelados en Argentina cuando se producían subas en el precio del crudo en el mundo. En aquellos años el Gobierno le puso precio tope al crudo producido en la Argentina, con los cual las petroleras perdieron rentabilidad y ahora con estos reacomodamientos están ordenando más su negocio", aclaró Dascanio.

Comentá la nota